TIENDA LIDL ONLINE

0
262

En la actualidad, cualquier tipo de negocio que se precie un mínimo de ser competitivo en el mercado es necesario que, entre otros muchos factores, tenga una página web actualizada. En consecuencia, el comercio online también se presenta de manera habitual en la forma de consumir del cliente.

Por lo tanto, en Internet se debería poder encontrar cualquier información sobre la empresa que se considere relevante para el consumidor, haciéndole sentir la misma confianza y garantía de compra que si estuviera en una tienda física.

A continuación, se describe la ejemplar tarea que sigue el supermercado Lidl en su comercio electrónico.

Estrategia en e-commerce

Desde su fundación en 1994, Lidl ha sabido readaptarse a las necesidades y tendencias de consumo de sus clientes, siendo la presencia en el medio online su incorporación más reciente.

En general, la página web del supermercado es muy completa y variada en cuanto a información, sencilla en uso y adecuada en estética. Por lo que el cliente se sentirá satisfecho en el momento de realizar búsquedas a través de su web.

Como en la mayoría de las páginas web, Lidl pone a disposición del usuario un teléfono de contacto de atención al cliente para resolver cualquier duda o incidencia del proceso de compra online. Además, indica los distintos métodos de pago que permite, como Visa y MasterCard, y muestra un sello de garantía de confianza, ofreciendo pedidos seguros y aportando mayor fiabilidad al consumidor.

Por otra parte, existe la opción de suscribirse al newsletter de la marca para poder disfrutar de ofertas personalizadas en base a productos anteriormente adquiridos y conocer promociones antes que el resto de los compradores.

Por supuesto, los precios en tienda online son los mismos que en el establecimiento físico y se entregarán al cliente en un plazo de tres días laborables; tan solo es necesario pagar los gastos de envío.

Ofrecer un valor añadido

Al igual que en el medio offline, en Internet es primordial diferenciarse de la competencia ofreciendo un valor añadido a los clientes. Con ello se conseguirá que escoja nuestra empresa antes que otra similar.

Por lo tanto, la estrategia de diferenciación que utiliza Lidl en su tienda online es la sección #Bienestoyconlidl. Esta consiste en blog dedicado a aquel cliente que muestra un interés adicional por los productos que consume y quiere saber su procedencia y composición. En este apartado se informa acerca de productos para celíacos, sin lactosa y bio destinados a un público concreto. Además, cuenta con artículos sobre nutrición y cómo llevar un estilo de vida saludable también definido por la tendencia actual de cuidarse física y alimentariamente, por lo que comparte curiosidades y consejos sobre el tema. Por añadidura, se posiciona en la lucha contra el plástico manifestándose como empresa socialmente responsable. De esta forma consigue mostrarse más próximo al cliente por compartir y estar al día de los cambios socioculturales.  

Otras acciones novedosas

Cabe destacar la existencia de Lidl Plus, la aplicación para móvil del supermercado donde se muestran los descuentos y ofertas. Para ello, es necesario registrarse y seleccionar la tienda Lidl donde normalmente se realizan las compras físicas para, cuando se adquiera algo allí, pasar un código por el escáner y se proporcionarán cupones canjeables al consumidor. Asimismo, ofrece tras cada compra un sorteo de Rasca y gana digital para optar a más descuentos. Este es un método de motivación al cliente en las compras y de compromiso con la marca porque acudirá a este establecimiento a canjear sus puntos y beneficiarse de las ofertas.

Segmentación de producto

Para poder llegar a un segmento más amplio, Lidl en su tienda online presenta distintas secciones adaptadas a cada uno de sus públicos. Como es el caso del apartado dedicado a bebés denominado Lupilu. Está destinado a personas que acaban de ser padres por lo que se compone de artículos sobre el cuidado del bebé y consejos de productos alimentarios y de higiene en su etapa de crecimiento que, por supuesto, se venden en sus comercios.

Del mismo modo cuenta con una sección de cosmética y cuidado personal de su marca Cien. En ella se habla de las tendencias de consumo, así como tips de belleza para el cuidado diario y tutoriales para peinarse y maquillarse.

Página siempre actualizada

En conclusión, la página web de Lidl es un ejemplo de buena acción de marketing puesto que está muy bien cuidada. En otras palabras, está actualiza y sigue al día las tendencias socioculturales. En ella, se proporciona al usuario toda la información referente a productos que comercializa la marca y las acciones que lleva a cabo la empresa. De esta manera, el consumidor se sentirá más cerca y comprometido con la organización.

Asimismo, realizar compras por Internet mantiene todas la ventajas que existen comprando en el establecimiento físico puesto que se dispone de todas las herramientas necesarias para que el cliente sienta la misma confianza; pero de forma más cómoda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí