Los productores están barajando si «plantar o no plantar» hortalizas. Esto es debido a las consecuencias que está provocando la sequía como son los pantanos vacíos y las limitaciones de agua.

Y la situación no parece que vaya a cambiar. Desde la Agencia de Meteorología (Aemet) han señalado que el mes de abril está siendo «extraordinariamente seco». El abril más seco de la serie histórica es el de 1995. Con 23 litros por metro cuadrado acumulados en todo el mes.

El tomate, la zanahoria, los pimientos para industria, el brócoli o la coliflor y también el ajo y la cebolla se han visto afectados por la sequía

La Cuenca del Guadalquivir es una de las localizaciones que está más afectada por la sequía. Allí, se ha precedido considerablemente la siembra de muchos cultivos. Entre los que destaca la reducción en el tomate.

Según el responsable técnico de frutas y hortalizas de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Álvaro Areta, el cultivo de esta hortaliza se ha quedado en «algo testimonial». Tanto es así, que no se va a poder abastecer a las fábricas de la zona. Incluso algunas de ellas se van a quedar «de nuevo como el año pasado, bajo mínimo incluso cerradas».

Por la falta de agua también se han visto afectados otros cultivos como la zanahoria, los pimientos para industria y el brócoli o la coliflor. En la zona de Córdoba el ajo y la cebolla.

En estos cultivos ya llevamos meses viendo una reducción de sus hectáreas de plantación. Pero ahora el descenso es mucho más acusado y alcanza entre un 20 % y un 30 % de superficie.

En Cataluña la situación es crítica debido a que los embalses están al 25,9 % de su capacidad y en la Comunidad de Madrid la falta de agua ha afectado a la producción de melón

La situación es crítica también en zonas como Cataluña. Allí, los embalses están al 25,9 % de su capacidad. Esto es la mitad que en 2022. En la Comunidad de Madrid las restricciones de agua han afectado directamente a la producción de melón de Villaconejos.

En este tema, el presidente de AGIM-COAG y productor de melones, José Carlos Velasco ha advertido que «no sembrarán si no se garantiza un mínimo de agua para llevar a buen término las cosechas».

De esta forma, ya han comentado esta «delicada» situación a la Confederación Hidrográfica del Tajo. Ya que cerca de 500 hectáreas de frutas y hortalizas afectadas que tampoco se podrán sembrar si no llueve durante las próximas semanas.

La falta de agua afecta en gran medida a la calidad del producto

El agua no solo es necesaria para el crecimiento de la planta, sino que, en el caso de la patata, necesita el agua de lluvia para mantener su forma. Ya que con la intermitencia del regadío o una persistente falta de agua se puede deformar.

Por ello, tras la ya continua sequía, y con el miedo de que aparezcan más plagas por la falta de agua, los productores aún tienen la duda de si plantar o no frutas y hortalizas.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.