Nadie imaginó nunca que la casa de aquel mítico cuento de los hermanos Grimm, ‘Hänsel y Gretel’, llegara a tomar algún día existencia física real. La imaginación de los creativos de marketing da para mucho, incluso para crear lo que pertenecía, hasta hace unos días, al universo de los cuentos de hadas: Gran Bretaña acoge, desde este mes de abril, el primer hotel comestible del mundo.

La empresa de origen británico Tate & Lyle Sugar, dedicada a la producción de golosinas, ha construido el primer hotel del mundo en el que el visitante puede devorar el delicioso mobiliario y demás ornamentos de su habitación, elaborados con pasteles, dulces o tortas.

Este hotel situado en Londres está conformado por ocho habitaciones distribuidas en tres plantas. Cada una de estas habitaciones posee alfombras elaboradas con más de mil merengues, cojines rellenos de esponja con sabor a vainilla, una bañera en la que el visitante podrá darse un baño de caramelos, o libros comestibles que evitarán el aburrimiento del turista. En cuanto a las paredes y ventanas, éstas están revestidas con más de 2000 dulces, pasteles y guirnaldas de malvavisco. En resumen, todo lo que hay en la habitación es comestible.

Decoración gastronómica

Esta obra ornamental inigualable, en la que sólo falta la bruja del cuento, ha tenido unos costes altos, pero deliciosos: seiscientos kilos de azúcar, dos mil horas de cocción y novecientas horas de trabajo decorativo han sido necesarias para construir este hotel comestible en cuya decoración han colaborado catorce de los mejores artistas pasteleros con sus singulares esculturas de confite que ornamentan el hotel.

Pero la decoración no acaba ahí, porque cada una de las ocho habitaciones que componen este hotel londinense único está inspirada en diversas regiones del planeta. Así, el hotel dispone de un dormitorio mediterráneo que incluye piratas y un cofre que guarda un dulce tesoro escondido, un dormitorio al más puro estilo británico que tiene una torre Big Ben muy especial elaborada con rosquillas de azúcar, o una habitación inspirada en la cultura maya con un delicioso templo. La recreación del ambiente sureño del Misisipi o la sala de Guyana, con una tortuga marina convertida en pastel son otros de los ambientes que el visitante podrá degustar en este nuevo hotel londinense.

Tags:

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable