Cuando llega la temporada estival los consumidores se animan a probar frutas de temporada: El melón, el melocotón, los albaricoques son algunos de los productos que apetece tomar durante la etapa más calurosa del año. No obstante, si hay una fruta que se puede considerar como la reina del verano, esa es la Sandía.

Pero esta frutan tan voluminosa y sabrosa tiene un impedimento para que pequeños y mayores la disfruten al cien por cien: Está plagada de pequeñas pepitas negras que provocan que los consumidores tengan que está constantemente sacándoselas de la boca o tengan que quitarlas antes de comerlas. Es aquí donde la marca Fashion sitúa un producto que cuenta con una corteza verde oscura, una carne de color rojo intenso y un dulzor uniforme desde la corteza hasta el corazón que no tiene pepitas. Ideal para situarla dentro de la oferta de postres.

Sandías sabrosas y tradicionales

Cuando una familia se dispone a tomar el postre en un restaurante quiere disponer de una gran oferta para terminar su experiencia de forma positiva. Al contrario que muchos piensan, a los comensales les gusta disfrutar de una buena pieza de fruta de temporada para terminar una buena comida, a veces los postres que contienen chocolate o nata en abundancia no son tan aceptados como se cree.

Este es uno de los motivos por los que no hay mejor manera que terminar una comida que con una buena tajada de Sandía. Las Sandías Fashion son idóneas para este cometido, ya que se caracterizan por tener un gran sabor dulce y crujiente, por no tener semillas y por tener un aspecto tradicional de la sandia como la que se cultivaba en épocas pasadas. Una opción muy recomendable para ofertar al final de una comida y que el cliente tenga un buen recuerdo de la comida.

Tags:

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.