El perejil, cuyo nombre científico es Petroselinum es una planta herbácea nativa de la zona del Mediterráneo que se cultiva habitualmente como condimento, aunque sus hojas también pueden usarse para preparar una infusión.

Originalmente sólo se cultivaba en Marruecos, Jordania, Argelia y Túnez. Su cultivo se conoce desde hace más de 3000 años.

La planta del perejil es bienal (o sea que su ciclo biológico se extiende por 2 años). Mide aproximadamente 30 cm y sus flores son pequeñas y de color verde amarillentas y negras. Crece sobre todo en climas templados, alrededor de paredes y terrenos rocosos.

Ya en la antigüedad se habían descubierto sus usos beneficiosos para la salud e incluso Carlomagno (rey de los francos desde el año 768) dictó una orden para que se cultivara esta planta para ser utilizada como sustancia medicinal. 

Los griegos también utilizaban el perejil para coronar a sus atletas y durante los funerales como un adorno.

Los romanos llevaron el perejil a los lugares del mundo que conquistaron ya que sus ejércitos lo utilizaban, según Dioscórides (médico de los ejércitos del emperador romano Nerón) para recuperar la energía antes de las batallas.

 

Variedades de perejil

 

Existen tres variedades de perejil: de hoja lisa, de hoja rizada y aquellos en los que la parte utilizable es la raíz.

El perejil de hoja lisa o Petroselinum sativum latifonium posee hojas de color verde oscuro, lisas, anchas y con bordes dentados.

El perejil rizado (llamado también “perejil chino”) o Petroselinum sativum crispum posee hojas muy hendidas y rizadas.

Del restante (Petroselinum sativum tuberosum) sólo puede utilizarse la raíz por lo que no sirve para preparar infusiones. 

 

Composición del perejil

 

La mayor parte del perejil es agua (80 %) pero también es fuente de numerosos minerales y vitaminas. Entre los minerales más destacados podemos nombrar: calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo. Posee vitamina A, C, D, E, B12, B6, B2, K y ácido fólico. También contiene antioxidantes, flavonoides y fibra.

Se considera que el perejil es una “bomba de vitaminas”.

En cuanto a los aceites esenciales contiene miristicina y apiol.

50 gramos de perejil cubren las necesidades diarias de vitamina C (mucha más cantidad que las fresas o los cítricos), el 60 % de las necesidades de vitamina A y el 30 % de calcio necesario por día.

7 gramos de perejil cubren el total diario de vitamina K que necesitan las personas. Sólo lo superan las hojas de amaranto, la acelga, los dientes de león y la col rizada.

 

¿Cómo preparar la infusión de perejil?

 

La preparación de una infusión de perejil es muy sencilla, pero debe prestarse cierta atención para aprovechar al máximo sus cualidades.

  1. Es mucho mejor utilizar perejil fresco y no seco. Para ello conviene cultivarlo en una maceta teniendo la precaución de que siempre tenga un poco de luz y abundante agua. Cuando necesites hacer la infusión sólo necesitas arrancar las hojas sin dañar el tallo y así se mantendrá durante mucho tiempo. Si no te gusta la jardinería puedes comprarlo y congelarlo.
  2. El agua no debe estar demasiado caliente porque el excesivo calor hace que el perejil pierda rápidamente sus propiedades. Lo ideal es una temperatura de 80 grados C. Puedes hervir el agua y después dejarla reposar unos minutos para que pierda un poco de temperatura.
  3. El perejil no se debe dejar en remojo, sólo lavarlo y utilizarlo inmediatamente. Esto se debe a que la vitamina C es soluble en agua y si lo dejas mucho tiempo en remojo perdería sus propiedades.
  4. Cantidad para hacer una infusión: si usas perejil seco la medida son dos cucharaditas por taza; si lo usas fresco no es necesario picar las hojas y la medida son 5 hojas de perejil.
  5. Tiempo de reposo: la infusión debe dejarse aproximadamente 3 minutos en reposo, así tomará el color y sabor requeridos.
  6. El sabor es peculiar y es cuestión de acostumbrarse. Si quieres puedes endulzarlo con lo que utilices para este fin: azúcar, miel, edulcorantes, etc. También se le pueden agregar otros ingredientes como jengibre, canela, limón, etc.

 

¿Cómo cultivar perejil?

 

Es muy bueno tener perejil fresco ya que el seco no es tan útil para las infusiones.

Se puede cultivar en una maceta a partir de semillas, resiste bien el frío, aunque medra mejor en climas cálidos.

Es preferible cultivarlo en suelos humíferos, es decir, enriquecidos con humus, pero puede adaptarse a cualquier otro tipo de suelo, incluso a los rocosos. El pH debe ser neutro (entre 6,5 y 8).

Necesita riegos regulares (poca cantidad de agua para que la tierra esté húmeda pero que no se hagan charcos) y lugares de semisombra (debe tener luz, pero no estar directamente al sol).

A medida que aparecen las flores hay que cortarlas pues pueden debilitar a la planta, pero podemos aprovechar las semillas para plantarlas.

Tras 2 meses ya se pueden empezar a recolectar las primeras hojas, siempre teniendo cuidado de no dañar el tallo.

La planta dura aproximadamente 1 año, con estos cuidados.

 

Beneficios para la salud

 

Se recomienda tomar 2 a 3 tazas de esta infusión durante 3 meses para obtener los beneficios terapéuticos deseados.

  1. Ayuda para bajar de peso

Esta bebida posee enzimas que mejoran el funcionamiento de los intestinos eliminando desechos y grasas. Además, su efecto diurético puede ayudar a las personas obesas con celulitis, edemas e insuficiencia cardíaca o renal leve. Por supuesto que no es un preparado milagroso y este tratamiento deber ser acompañado con una dieta y ejercicio físico.

  1. Prevención del cáncer

La infusión de perejil, gracias a sus antioxidantes, flavonoides (miristicina y apigenina) y vitamina C, puede ayudar a combatir el estrés oxidativo que ayuda a la multiplicación de células cancerosas. En el 2012 se publicó un estudio realizado en la Universidad de Missouri (Estados Unidos) que demostró que la apigenina del perejil podía ser eficaz para combatir las células del cáncer de mama.

  1. Prevención de enfermedades cardiovasculares

El contenido de folato, vitamina B6 y B12 se han asociado a la disminución del riesgo de padecer enfermedades cardíacas. También podría reducir los niveles de homocisteína que es una causa de enfermedades cardiovasculares como aterosclerosis y accidente cerebrovascular o ictus. Y su efecto diurético ayudaría a disminuir la presión arterial.

  1. Combate el cansancio

Se puede reemplazar el café de la mañana por una infusión de perejil ya que, su contenido de hierro y fósforo, ayudan a combatir la fatiga y el cansancio a lo largo del día.

  1. Alivia el dolor articular

Debido a su contenido en un aceite volátil llamado eugenol, esta infusión tiene acción antiinflamatoria que disminuiría el dolor y la inflamación de las articulaciones debidas a la artritis.

  1. Ayuda con las enfermedades del sistema urinario

Mejora la función renal actuando como diurético inhibiendo la bomba de Na+/K+ (favorece la excreción de sodio y agua e incrementa la reabsorción de potasio). En caso de infecciones urinarias (cistitis, prostatitis) actúa contra las bacterias que dañan la vejiga. Evita la formación de ciertos cálculos renales (litiasis renal) al mejorar el funcionamiento de los riñones (aunque por otro lado puede provocar la aparición de cálculos de ácido oxálico)

  1. Tratamiento de la anemia

Debido a su buena combinación de hierro y vitamina C (que es necesaria para que el hierro sea mejor absorbido) se favorece la formación de glóbulos rojos. 25 gramos de perejil tienen tanto hierro como un filete y sin grasas agregadas.

  1. Tratamiento de la dismenorrea (dolores menstruales)

Gracias a las propiedades antiinflamatoria y antiespasmódicas del apiol y la miristicina. También es emenagogo, es decir, que promueve el flujo menstrual. Se utiliza en casos de menstruaciones escasas o dolorosas. Por esta razón no está indicado en el embarazo.

  1. Efectos sobre el aparato digestivo

Las personas que padecen de trastornos en la digestión, flatulencias o cólicos pueden hallar alivio si toman una infusión de perejil antes de las comidas.

  1. Disminución de la glucosa en sangre

En Turquía es una prescripción habitual indicar infusión de perejil para disminuir la cantidad de glucosa en sangre en los diabéticos.

 

Contraindicaciones de las infusiones de perejil

 

No deben consumirse infusiones de perejil durante el embarazo y la lactancia ya que posee efectos abortivos y uterotónicos.

También podría tener cierta acción anticoagulante por lo que no se aconseja en personas con trastornos hemorrágicos.

No se recomienda en las personas que sufren de gastritis porque podría exacerbar los síntomas.

El perejil contiene ácido oxálico por lo que puede provocar litiasis renal o piedras en los riñones.

No debería consumirse 2 semanas antes de una cirugía porque puede interferir con la coagulación de la sangre.

En el caso de diabéticos que también estén recibiendo tratamiento tradicional se debe controlar muy bien la glucemia para no tener episodios de hipoglucemia (o baja cantidad de glucosa en sangre) que puede provocar desmayos.

Tener mucho cuidado si se está tomando alguno de estos medicamentos: warfarina (anticoagulante) o diuréticos (la interacción puede provocar mareos y cuadros de lipotimia).

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Banner M4F Melones el Abuelo 300 x 300 px