¿Qué es un plan de Marketing Digital?

Un plan de marketing digital es un documento que se elabora con el fin de recoger todos los objetivos a corto, medio y largo plazo, que la empresa se plantea para su área digital, en este plan de marketing también se determina la planificación de estrategias y acciones de marketing a realizar para poder conseguir esos objetivos trazados, los recursos y canales necesarios para las estrategias, el presupuesto necesario para la inversión y el planteamiento de un periodo de tiempo determinado para poder controlar la efectividad del plan con mayor determinación.

Es importante recordar que el plan de marketing digital, forma parte del plan de marketing general de la empresa, por lo tanto sus objetivos deben estar alineados con los de este mismo, para que la empresa consiga cumplir sus objetivos generales.

Por qué es necesario un plan de marketing digital para la empresa:

El plan de marketing digital es muy importante para planificar todas las acciones que permitan llegar de mejor manera a cliente ideal, para segmentar cada campaña de marketing y poder aportar más valor a sus etapas, y claramente atraer, convencer y llamar la atención del público objetivo.

¿Cómo hacer un plan de marketing digital?

Antes de estructurar los pasos a seguir de un plan de marketing digital, es necesario conocer el ámbito online de la empresa, el target al que se dirige, qué canales son los adecuados para el mismo, y por último pero no menos importante conocer a la competencia y lo que esta hace.

Estructura del plan de marketing digital

Paso 1: Análisis de la situación

Lo primero que hay que realizar es un análisis profundo de la situación en la que se encuentra la empresa, este análisis debe ser interno y externo, para este caso, el análisis más útil es el DAFO, en el que se analizan las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de la empresa, a través de este análisis se obtiene una visión completa del entorno del mercado, los recursos, la competencia, y los puntos débiles y fuertes de la propia empresa.

El análisis interno es muy útil para conocer el verdadero propósito de la empresa en el área digital, a qué está orientada, si la navegación y el uso de la web son buenas, si el contenido de la página está actualizado, el posicionamiento actual de la web, etc.

Un punto importante para analizar es la presencia digital de la empresa, en pocas palabras la visibilidad que tiene la empresa en internet y el posicionamiento que tiene la página web si la tuviera. Después de este análisis, es más sencillo plantear los siguientes pasos a seguir.

Paso 2: Establecer objetivos de marketing digital

El segundo paso es definir los objetivos que la empresa desea cumpli, normalmente estos objetivos se plantean con un tiempo específico para ser cumplidos, un tiempo mínimo serían 6 meses.

Los objetivos de un plan de marketing digital son muy importantes para poder planificar las estrategias adecuadas y optimizar lo más que se pueda costes y tiempo invertido.

Para poder contabilizar el retorno de la inversión (ROI), estos objetivos deben ser SMART: Estratégicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales.

Algunos tipos de objetivos que se pueden plantear en el plan de marketing digital son:

  • Mejorar el Branding para dar a conocer a la empresa y lo que ofrece.
  • Promover el SEO de la página web y promover el tráfico orgánico.
  • Potenciar los Leads, generando una base de datos de los clientes para promocionar vía e-mail.
  • Aumentar Ventas o la adquisición de los servicios de la empresa.
  • Retención y fidelización de los clientes mediante promociones exclusivas.

Paso 3: Definir las estrategias de marketing

Tras haber planteado los objetivos que la empresa desea cumplir, el siguiente paso es cómo hacerlo, y se han de plantear las estrategias y tácticas necesarias para cumplir esos objetivos.

La personalización de estas estrategias es casi tan importante como los objetivos, puesto que hay que tener claro el  target al que se dirige la empresa, para ellos hay que tener en cuenta estos factores; 

  • Segmentación del público objetivo: Saber a quién se dirige la empresa, conocer los gustos, necesidades y preferencias de estos. Es el momento de crear la Buyer persona de la empresa.
  • Posicionamiento: Para esto la empresa debe tener muy claro cuál es su propuesta de para el cliente, lo que ofrece, los beneficios que puede otorgar y por qué el consumidor debe elegir a esta empresa. Además de conocer la manera de poder llegar a su público objetivo mediante los canales que éste consume (redes sociales, blogs, email)
  • Estrategia de contenidos: Es una estrategia muy importante para otorgar un contenido que pueda interesar al público objetivo, que atraiga a los usuarios y consiga posicionar la marca en el “top of mind” del consumidor.

Además de que esto otorga una política de comunicación determinada de la empresa específica para cada canal. Existen herramientas variadas para conseguir esta estrategia cómo: Keyword research, se trata de identificar palabras clave en el contenido y utilizarlas para lograr un mejor posicionamiento orgánico de la página. El Content calendar, es básicamente un organizador de contenidos, fechas, autores, etiquetas, ideas del post, etc. Para llevar un mejor control, aportar valor, optimizar el tiempo y un apoyo para generar ideas. Y el Social posting, es una manera de llevar un control y planificación sobre los post y contenidos que se publica, con sus finalidades, fechas y red social donde han de publicarse dichos posts. Es una manera organizada de llevar a cabo el trabajo de Copys.

Paso 4: Estrategias digitales y tácticas

Según cuáles sean los objetivos que se hayan planteado anteriormente en el paso 2, hay que definir las estrategias digitales necesarias para cumplir las metas propuestas, algunos ejemplos de estrategias son: Estrategias SEO-SEM, campañas de e-mail marketing, redes sociales, CRM, publicidad de pago, actualización de blog, página web, etc.

Paso 5: Medición

Una vez finalizado el plan de marketing y puesto en marcha, el paso más importante es la medición de los resultados, que permitirá conocer si dicho plan ha logrado o no los objetivos que se habían planteado. La analítica se ha convertido en el mejor aliado, gracias a la tecnología, puesto que permite conocer si el trabajo y la inversión han sido óptimos.

Estas acciones se miden a través de KPls, los cuales miden si el ROI es el esperado. Esto se realiza mediante un sistema de visualización de datos, la empresa debe contar con uno o contactar algún servidor del mismo para contabilizar sus resultados.

El hecho de medir la efectividad que ha tenido cada estrategia que se ha llevado a cabo, será de gran ayuda para poder corregir los errores que puedan haber surgido y poder alcanzar las metas que se han trazado.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado