La manzana es un fruto comestible perteneciente a la familia de las Pomáceas (al igual que las peras, los nísperos y los membrillos) y a la especie Malus doméstica.

Los manzanos se cultivan a lo largo de todo el mundo. La producción anual de manzanas gira alrededor de 86 millones de toneladas y China es el principal productor (con más de la mitad de la producción). Otros productores importantes de manzanas son: Estados Unidos, Turquía, Irán, Italia, Francia, Alemania, India, Polonia y Argentina.

Es un árbol de 2 a 4,5 m de altura (si es cultivado) y que alcanza hasta los 9 m cuando crece libre en la naturaleza. Esta diferencia se debe a que, cuando es cultivado, el tamaño, la densidad y la forma de las ramas se determinan mediante la ejecución de métodos de selección y recorte de portainjertos. La vida media de un manzano gira en torno a los 60 a 80 años.

Las hojas son de color verde oscuro, con bordes serrados. Las flores se desarrollan en primavera y son de color blanco con un tinte rosado que desaparece gradualmente.

El fruto madura a finales del verano u otoño. La piel de la manzana puede ser roja, verde, amarilla o rosa, dependiendo de la variedad.

 

Historia de las manzanas

 

El origen de los manzanos se sitúa en los bosques de Tian Shan, ubicados en el límite entre China, Kirguistán y Kazajistán hace 4000 a 10.000 años a partir de manzanos silvestres.

Tradicionalmente se ubica su origen exacto en la zona de Almatý, antigua capital de Kazajistán. En realidad, Almatý es la forma adjetivada del sustantivo manzana en el idioma kazajo y habitualmente se la traduce como “padre de las manzanas”.

De allí viajó a través de la Ruta de la Seda a Europa, donde se desarrolló sobre todo en las zonas templadas.

Durante la conquista de América el manzano llegó a Estados Unidos y en ese momento se distribuyó mundialmente.

En la mitología nórdica se observa una asociación entre las manzanas con un grupo de dioses (Vanir) asociados con la fertilidad.

El erudito inglés Ellis Davidson vincula las manzanas con prácticas religiosas del paganismo germánico (de donde deriva al paganismo nórdico), especialmente vinculando las manzanas con el alimento de los muertos.

El cultivo de la manzana en el norte de Europa se remonta a la época del Imperio Romano, llegando desde el Oriente Próximo a través de la Ruta de la Seda.

En la mitología griega la manzana era considerada sagrada para Afrodita (diosa del amor). Lanzarle una manzana a alguien era declararle su amor y si la persona la tomaba, este amor era correspondido.

En la tradición cristiana la manzana era la fruta prohibida del Jardín del Edén (según la Biblia) y se transformó en un símbolo de conocimiento, tentación, caída del hombre en el pecado e inmortalidad.

 

Variedades de manzanas

 

Se cree que existen entre 5.000 a 20.000 variedades cultivadas de manzanas.

Se cultivan preferentemente en zonas de climas templado a frío, pues requieren mayor cantidad de horas de frío que otras frutas (temperaturas inferiores a 7 grados C).

Se pueden almacenar varios meses sin perder su frescura.

Las variedades son infinitas y pueden diferenciarse en dos grandes grupos: manzanas para postre y manzanas para elaborar sidra (que son más ácidas y astringentes).

Por otra parte, pueden diferenciarse por su color: rojas, amarillas, verdes o rosadas.

Dentro de las más conocidas se encuentran:

  • Manzana Fuji: fueron desarrolladas en Japón en el año 1962. Son grandes (del tamaño de una pelota de tenis), de piel roja y muy dulces.
  • Manzana Gala o Royal Gala: posee una piel brillante muy característica. Tiene estrías rojo-anaranjadas sobre un fondo amarillo-verdoso. Su forma es irregular. Es muy aromática y de sabor delicioso.
  • Manzana Golden: son de piel dorada y brillante, su carne es muy crujiente y dulce.
  • Manzana Red Delicious: su piel es roja oscura. Su dulzor es mediano. Su carne es altamente jugosa. Es el tipo de manzana más usada para ensaladas.
  • Manzana Pink Lady: su piel es rosada con un tono que es amarillo-verdoso. Se usa para ensaladas y cocinar.
  • Manzana Granny Smith: su piel es color verde y es una de las más ácidas. La pulpa es verdosa, tan crujiente que parece casi efervescente.

 

Componentes de la manzana

 

Las manzanas poseen 86 % de agua y 14 % de hidratos de carbono, con un muy bajo porcentaje de grasas y proteínas.

Una manzana de 100 g aporta sólo 52 calorías y un contenido moderado de fibra soluble (en forma de pectina).

Las manzanas poseen: aminoácidos (cisteína, glicina, arginina, histidina, isoleucina, lisina, serina, valina y metionina); ácidos (glutamínico, linoleico o vitamina F, málico, oleico, palmítico y cafeico); azucares (fructosa, glucosa y sacarosa); catequinas; Quercetina; sorbitol; minerales (calcio, zinc, magnesio, hierro, nitrógeno, fósforo y potasio) y vitaminas (vitamina C y E).

 

Beneficios de la manzana para la salud

 

La manzana posee múltiples beneficios para la salud (ya sea mediante el uso interno como externo), incluso existe un dicho popular que dice que “Una manzana al día, mantiene al médico lejos de casa”.

1-    A nivel del aparato digestivo

Debido a su nivel de pectina y glicina (que es un antiácido natural) sirve para los casos de pirosis (acidez estomacal). También sirve para disminuir la inflamación en la gastritis o las afecciones intestinales (hemorroides y diverticulitis). Actúa como un laxante suave (en casos de estreñimiento) especialmente si se la consume cocida y en ayunas. También actúa en casos de diarrea, gastroenteritis y en todas las afecciones que cursen con heces abundantes y blandas (en este caso debe consumirse cruda).

 

2-    A nivel del aparato urinario

Favorece la excreción renal de orina, ayuda en el tratamiento de la litiasis renal (cálculos o piedras renales) y la insuficiencia renal. También actúa disminuyendo la inflamación de las vías urinarias (por ejemplo, en la cistitis).

 

3-    Acción depurativa del organismo

Por su contenido en cistina, arginina y ácido málico es muy efectiva para eliminar las toxinas del cuerpo ayudando en enfermedades como la gota y enfermedades reumáticas. Por eso es importante comer la manzana lavada y sin pelar.

 

4-    A nivel del aparato respiratorio

Actúa como expectorante (mezclada con una cucharadita de miel) en casos de bronquitis o tos productiva debida a otras enfermedades.

 

5-    A nivel del metabolismo

La metionina, el fósforo y la gran cantidad de fibra soluble ayudan a controlar el exceso de LDL o “colesterol malo”. También controlaría la cantidad de glucosa en sangre (glucemia). Por esto la Sociedad Americana de Diabetes aconseja consumir una manzana por día.

 

6-    A nivel cardiovascular

Actúa como hipotensora, ya que la histidina posee un efecto vasodilatador, ayudando a controlar la hipertensión arterial. Como baja los niveles de colesterol también ayuda a prevenir la aterosclerosis.

 

7-    Actúa como un sedante natural

Su contenido en fósforo lo hace especialmente útil para ayudar a conciliar el sueño, sobre todo si se ingiere antes de acostarse.

 

8-    Tendría propiedades anticancerígenas

Por su contenido en quercetina y catequina que son antioxidantes, ayudarían a disminuir la cantidad de radicales libres en el organismo, culpables de la oxidación que facilita la proliferación de células cancerosas. También ayudaría la presencia de procianida 1 (que es un tanino condensado). Se han hecho estudios sobre su acción en el cáncer de boca, esófago, colon, recto y próstata.

 

9-    Pérdida de peso

Esto se logra a través de varios mecanismos: la manzana contiene muy poco contenido calórico y produce sensación de saciedad (lo que evita los atracones de comida menos saludable). Por supuesto que esto siempre debe ser acompañado de dieta y ejercicio físico adecuado.

 

10- Mejora la memoria

De acuerdo con estudios realizados en la Universidad de Massachusetts el zumo de manzana (gracias a su contenido de vitaminas B1 y B6) puede aumentar la producción de acetilcolina, un neurotransmisor que incrementa la memoria.

 

11- Fortalece el cabello y las uñas

Gracias a su contenido de hierro hace que las uñas y el cabello crezcan más fuertes y saludables. Además, contiene vitamina B5 o ácido pantoténico que es un regenerador del cabello.

 

12- A nivel del aparato osteoarticular

El contenido de vitaminas B1, B2 y B6 aumentan la masa muscular. Por otra parte la presencia de calcio, fósforo y vitamina C intervienen en el mantenimiento de la salud ósea.

 

13- Usos externos

El vinagre de manzana sirve para relajar los músculos cansados luego de un esfuerzo físico aliviando los dolores musculares y los calambres. También sirve para la salud ótica ya que posee una gran cantidad de potasio, zinc, magnesio y manganeso, cuyas deficiencias pueden provocar sordera. De igual forma sirve para hidratar y regenerar las mucosas evitando la sequedad del oído interno.

El vinagre de sidra tiene propiedades fungicidas pudiendo utilizarse para eliminar la micosis (hongos de los pies). También como desodorante natural.

Comer manzanas crudas elimina las manchas en los dientes debidas al cigarrillo y la vejez. También protege a la boca del desarrollo de bacterias nocivas previniendo el desarrollo de caries y gingivitis.

El aceite esencial de manzana (usado en aromaterapia) puede ser relajante

 

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica
Banner M4F Melones el Abuelo 300 x 300 px