El Servicio de Información y Noticias Científicas  -Agencia SNIC- se ha hecho eco de un estudio publicado por la revista especializada Food Quality and Preference que afirma que el español medio prefiere pescado nacional.

La Navidad es una de las épocas del año en el que más pescado y marisco se consume en España. Fresco o congelado, salvaje o procedente de piscifactoría, nacional o importado, económico o caro; estos son algunos de los aspectos que el consumidor español valora y tiene en cuenta a la hora de adquirir productos procedentes del mar. La crisis económica o los cambios en los hábitos alimentarios, entre otros aspectos, ha provocado que el consumo de pescado, y sobre todo de marisco, se haya reducido en los últimos años en España, un país que, a pesar de ello, es el mayor productor de pescado de la Unión Europea.

Ahora, un estudio de la revista especializada en ciencias de los alimentos Food Quality and Preference afirma que, a pesar de esa disminución del consumo de pescado y marisco en España, los españoles medios siguen prefiriendo el pescado nacional al foráneo.

El trabajo de campo de este estudio se ha llevado a cabo gracias a un equipo de científicos que ha trabajado con casi un millar de consumidores procedentes de nueve comunidades autónomas. Gracias a la colaboración de estos últimos se han podido analizar las preferencias de compra de los españoles con respecto al pescado, y evaluar aspectos como las preferencias del consumidor español con respecto al país de origen, los métodos de obtención, el método de conservación y el precio del pescado.

Los resultados del estudio han sido reveladores: Casi un 43% de los consumidores encuestados prefieren pescado nacional, y no sólo lo prefieren, sino que este es el aspecto que más valoran.  Esta predilección por el pescado español se podría atribuir, según el estudio, a la confianza que el pescado producido en este país ofrece al consumidor, que suele asociar el pescado autóctono a la calidad y frescura.

Estos mismos motivos explicarían otra de las conclusiones a las que ha llegado el estudio de Food Quality and Preference: Los españoles no sólo prefieren el pescado español al importado, sino que además prefieren el pescado fresco al congelado.

Otra conclusión que arroja este estudio es que los españoles prefieren el pescado salvaje al que procede de acuicultura. La falta de información del consumidor parece ser la clave de esta preferencia.

En cuanto al precio, el consumidor de productos pesqueros español opta por adquirir productos económicos y de calidad, es decir, nacionales, no congelados y salvajes que oscilen entre los seis y doce euros de precio.

Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable