Los ritmos que impone el mundo actual han creado en el mercado una serie de necesidades relacionadas con el mundo de la alimentación. La típica fiambrera ha dejado paso a un sinfín de alimentos preparados y envasados al vacío: Pizzas, ensaladas de pasta o verdura, pescados en conserva, cafés fríos o las conocidas como sopas de sobre son algunos de los alimentos que, tras escasos minutos y con poco esfuerzo, permiten al consumidor realizar esas tareas tan cotidianas, comer, cenar, merendar y desayunar.

Una historia napoleónica

lata de sesos de cerdoLos alimentos enlatados, tan comunes en ciertos puntos geográficos, constituyen una de esas opciones del consumidor: Basta con abrir la lata y calentarla de manera tradicional o al baño maría para satisfacer la necesidad de alimento cocinado. No en vano, Napoleón prometió recompensar con 12.000 francos de la época a aquel que inventara el sistema de la comida enlatada. Nicholas Appert se convirtió en el pionero de la comida envasada en vidrio; años después, Peter Durand ideó en el Reino Unido un sistema de enlatado en botes de hierro muy rudimentario que se asoció en seguida a la clase media europea.

Desde entonces se han perfeccionado mucho las técnicas de envasado en lata, pero también han cambiado bastante las circunstancias que impulsaban el consumo de este tipo de comida. En la actualidad, dentro de una lata de comida se puede encontrar cualquier cosa. A continuación se muestran algunas de las latas de comida más extrañas del mundo. ¿Te atreverías a probarlas?

Latas con animales exóticos

Existen latas de comida que contienen animales que jamás probaría un consumidor occidental, pero que en otros países orientales constituyen todo un plato gourmet. Este es el caso de los escorpiones enlatados, muy comunes en Tailandia, o los gusanos de seda en lata que, en bocadillo, son tan populares en Corea como en España lo es el típico bocadillo de atún.

serpiente cascabel en lataEn occidente, y en concreto en Estados Unidos, se comercializan latas que contienen alimentos no tan lejanos, culturalmente hablando, pero llamativos y quizá poco suculentos para el consumidor. En el norte de América, por ejemplo, la serpiente cascabel se consume de manera habitual y con total normalidad, razón por la que se comercializa enlatada y condimentada con diversos ingredientes. Justo en el punto opuesto, en el sur de Estados Unidos se prefieren los sesos de cerdo a los reptiles, lo que ha hecho que las empresas del sector de los alimentos enlatados creen recetas de comida enlatada que contienen como ingrediente principal este manjar sudista.

Caracoles, salsas, casquería e incluso pollos asados: Cualquier tipo de alimento puede comercializarse enlatado; el único requisito para que el negocio funcione es hacer un buen estudio de mercado que analice las demandas culinarias de los consumidores.

Tags:

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Agrogesa Marketing4food.