El consorcio europeo EIT Food ha redactado el informe ‘Impacto del COVID19 en el sector agroalimentario del Sur de Europa’, que afirma un potente colaboración entre los productores y distribuidores en el sector alimentario

  • La pandemia ha creado enlaces entre los productores y los consumidores finales, con iniciativas que han potenciado este vínculo
  • La digitalización y la incorporación  del Blockchain necesitan un impulso
  • Las claves del éxito en el sector se concentran en ser ágil, invertir en digitalización e innovación para la salud.

 28 de enero de 2021

La cadena del sector agroalimentario del Sur de Europa fue capaz de crear “cambios rápidos y urgentes con un impacto positivo” durante la pandemia del COVID19.  La “clave para su supervivencia” fue la adaptación, así como la “unión del sector, enfocando su atención en el beneficio común ante un peligro externo”.

Son algunas de las resoluciones del documento ‘Impacto del COVID19 en el sector agroalimentario del Sur de Europa’, por parte del consorcio europeo EIT Food. El cual esta centrado en cinco países -Portugal, España, Italia, Grecia y Turquía-, con la visión añadida de 19 personas expertas del sector.

El informe resalta por la disminución del consumo de alimentos fuera del hogar debido al confinamiento y las restricciones. El informe menciona que “Este cambio en una parte de la cadena tiene consecuencias en toda la industria alimentaria». Además, menciona que se han producido “importantes cambios de mentalidad” en el sector.

En España, el informe detecta un “cambio radical en los hábitos de consumo. Se ha visto que han bajado un 32,4% las comidas fuera de casa en días laborables, se cocina en casa un 6,4% más y ha aumentado un 31,5% la entrega de comida en casa y el takeaway”. “Las plataformas de entrega de comida a domicilio han sido el canal de venta para muchos restaurantes”. Para tener en cuanta el estudio, que advierte de que estas plataformas cuentan con tarifas altas y controlan los datos de los consumidores.

En junio de 2020 el tema de la comida a domicilio era utilizado en el 72% de los restaurantes en España e Italia. Un 12% de la restauración española e italiana mencionaba en verano usar más esta opción que antes de la pandemia, un porcentaje similar al de los negocios que aseguraban estar recurriendo a ello igual que antes del COVID19.

El teletrabajo, el desempleo, la recuperación del hábito de cocinar en casa y la apuesta por la cocina saludable son algunos de los casos que tendrán relevancia en diferentes casos. Hábitos de consumo.

Entre casos positivos se ha detectado una gran agilidad y capacidad de adaptación. Además, de un un elevado nivel de colaboración entre organizaciones y entre productores y distribuidores para evitar el desabastecimiento. “La colaboración entre productores y distribuidores han reforzado las relaciones. Cabe señalar una estrecha colaboración durante los primeros caóticos momentos del confinamiento, donde ambas partes se centraron en el objetivo común de prevenir el desabastecimiento”.

La pandemia ha construido puentes entre los productores y los consumidores finales, con iniciativas locales y digitales que han impulsado este vínculo. Son iniciativas que son complejas de mantener por la dificultad de los productores para seguir con ellas y porque no forman parte de sus modelos de negocio. Hoy, “el mayor reto va a ser mantener este canal abierto a la vez que se mantiene la relevancia y los beneficios”. Hay que seleccionar cadenas más cortas de producción y distribución ha demostrado eficacia y se va a seguir avanzando hacia ello.

Aparte, la compra ‘online’ de alimentos ha despegado, pero sigue siendo inferior al 5% del total en los cinco países analizados del Sur de Europa. La digitalización es uno de los desafíos en el sector de la restauración. En el resto de la cadena hay “muchas marcas medianas o grandes que han reactivado proyectos de plataformas ‘online’ para responder a la demanda creciente.

Según el informe, “las tendencias de sostenibilidad y salud siguen siendo las mismas, pero algunas se van a ver aceleradas. Todo esto por  el aumento de la demanda de los consumidores de comida saludable, o de productos para impulsar la inmunidad”. La reducción de consumo en restaurantes ha reducido de la demanda de productos premium. Por otra parte, las apuestas por la digitalización, por la trazabilidad de productos a través del blockchain y las inquietudes  por la ciberseguridad han aumentado.

Programas para mantener la innovación

EIT Food tiene numerosos programas de fomento del emprendimiento. “En estos momentos, la innovación en el sector es más importante que nunca.  También no podemos permitirnos que una buena idea. Además, de un buen proyecto se vayan al traste por causas derivadas de esta pandemia”, explica Begoña Pérez Villarreal, directora de EIT Food en el Sur de Europa.

“En general, las empresas más resilientes han sido las más ágiles, las que han sabido pivotar su modelo de negocio y han encontrado una nueva fuente de ingresos. Así han creado un nuevo canal de venta al consumidor o reforzando su propuesta de valor en aras de crear mayor fidelización”.

El propio informe dice que “la necesidad de soluciones rápidas y la falta de recursos es una oportunidad para la innovación, dado que el temor al fracaso se ha visto reducido”. “La innovación es más relevante que nunca en la industria alimentaria porque es crítico ofrecer valor añadido a los consumidores”, defiende.

El informe marca tres posibles escenarios a futuro, uno post-pandemia, otro en pandemia y otro con una fase de economía de cronicidad de la pandemia. También marca algunas recomendaciones para los negocios del sector agroalimentarios:centrarse en la base del negocio, reforzar los lazos con los clientes. Además, de generar experiencias seguras y positivas, reforzar la propuesta de valor, ofrecer productos y experiencias convenientes y seguros ante el contexto actual.

Hay que librarse de todo lo que no sea clave para el negocio, de todo lo que genere sensación de inseguridad a los públicos. Cuestiones nuevas: ser ágil y actuar rápido, invertir en digitalización y en soluciones para acercarse al cliente, invertir en innovación para la salud. Además,  para la seguridad alimentaria, crear nuevas experiencias para los consumidores, pensar en los impactos del negocio al entorno -el planeta y las personas- e integrar el propósito corporativo en la estrategia.

Puede acceder al informe de prospectiva completo de EIT Food en el siguiente enlace https://www.eitfood.eu/media/documents/291020_Lantern_EIT_Food_FInal_doc_compressed.pdf

 

Acerca de EIT Food

 

EIT Food es la iniciativa de innovación alimentaria líder en Europa. Trabaja con el fin de  hacer que el sistema alimentario sea más sostenible, saludable y de confianza. El consorcio tiene  más de 60 entidades, incluidas industrias clave, empresas líderes en el sector, ‘startups’, centros de investigación y universidades de todo Europa.

Es una de las ocho comunidades de innovación establecidas por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT). Un organismo independiente de la UE creado en 2008 para impulsar la innovación y el emprendimiento.

La sede para el Sur de Europa se localiza en España (en Madrid y Bilbao) y tiene socios específicos como: Acesur, AIA, Angulas Aguinaga, AZTI, Caviro, Consiglio Nazionale delle Ricerche, CSIC, Grupo AN, Granarolo, Hub Innovazione Trentino, Inalca, International Iberian Nanotechnology Laboratory (INL), Mondragon Corporation, PeakBridge, Strauss, Technion, UAM, UNITO, Universidad de Bolonia y Volcani Institute of Agricultural Research.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado