La marca colectiva Patata de Burgos quiere consolidar su posición en el mercado nacional y llegar a tiendas especializadas a través de los mercados centrales. Para lograr este objetivo, Patata de Burgos se lanzará a la distribución directa en superficies comerciales de otras provincias.

El éxito del proyecto conocido como ‘Burgos Capital Española de la Gastronomía 2013’, que ha incluido un I Concurso y unas I Jornadas de Tortillas de Patata elaboradas con productos burgaleses, ha inspirado a los responsables de la marca colectiva Patata de Burgos para que mejoren la presencia de este producto burgalés en el mercado nacional.

Estrategias promocionales

La marca colectiva Patata de Burgos pretende darse a conocer fuera de Burgos con una serie de estrategias y actos promocionales. Los cuatro envasadores de patata de Burgos autorizados tienen previsto intensificar sus contactos con los distribuidores españoles tal y como han venido haciendo en ferias como el Salón de Gourmets 2012, o Fruit Attraction 2011, ambas celebradas en Madrid.

Los operadores Patatas Colina y Almacenes Arreba de Burgos, Cooperativa ‘El Carmen’ de Montorio y Patatas Sualdea de Aranda de Duero compran, almacenan y seleccionan el género de los agricultores para lograr precios justos para ambos sectores y sacar partido así al carácter diferencial de la patata burgalesa, un carácter basado en un sabor intenso y una buena conservación.

Burgos y su patata

La Patata de Burgos ha visto nacer una asociación que vela por la promoción de este producto agrícola, la Asociación para la Promoción y Defensa de la Patata de Burgos. Esta organización, conformada por agricultores y envasadores, vela por la consecución de una correcta trazabilidad de la patata de Burgos gracias a los cuadernos de campo, de almacén y de documentos de acompañamiento.

Para garantizar al consumidor la máxima calidad, la Asociación para la Promoción y Defensa de la Patata de Burgos ha creado un comité de control integrado por ingenieros agrícolas que supervisan todo el proceso productivo. Es este comité el que decide las fechas de recolección según las zonas y las variedades, entre otras competencias.

La conjunción de estos aspectos, del clima, del suelo, del cultivo tradicional y de los rigurosos controles en el proceso de envasado logra que se consiga un producto especial capaz de satisfacer a los paladares más exigentes. La patata de Burgos es fácilmente reconocible por la etiqueta y el logotipo que acompañan a su envase y avalan su origen y calidad.

Tags: ,

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado