La conocida marca de Whisky producida por Diageo, Jhonnie Walker, ha creada un nuevo producto que cumplirá todas las expectativas de los consumidores más exigentes y sibaritas: John Walker & Sons Odyssey es el primer triple malta de esta marca. Los consumidores españoles que deseen probar este delicioso producto tendrán que estar muy espabilados, ya que a España sólo llegarán 42 botellas de este preciado whisky y sólo se venderá de forma exclusiva en el Club del Gourmet y Gourmet Experience de El Corte Inglés.

Este nuevo producto pretende sorprender a los paladares más exquisitos, para ello se ha elaborado a partir de tres de los maltas más puros de las destilerías escocesas de Jhonnie Walker, que se han mezclado a mano y se han casado en barricas de roble europeo. Un proceso de elaboración totalmente artesanal para un producto final de una calidad excelente.

Una botella con toque marinero

La botella de John Walker & Sons Odyssey tiene un toque marinero, de esta forma la botella se balancea de forma suave de un lado al otro del estuche como si estuviera navegando sobre un mar de aguas tranquilas, además cuando se le da la vuelta gira señalando el norte como si fuera una brújula, aunque mucho más deliciosa.

Este diseño tan particular es un homenaje a la licorera que diseñó Sir Alexander Walker, nieto de John Walker y que era capaz de moverse al ritmo de las olas del mar, lo que la convirtió en poco tiempo en uno de los recipientes favoritos de la élite social de la época cuando se embarcaban en los famosos transatlánticos de lujo.

Para presentar este whisky tan exclusivo se realizó una presentación oficial en un velero estilo años 20 que da una ambientación inspirada en el ánimo aventurero de Sir Alenxader Walker y en los viajes que la familia realizó desde Escocia a todos los rincones del planeta.

 

Tags:

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable