Si creías que ya habías visto todo en tendencias culinarias es porque no conoces que las flores se consideran actualmente un alimento como cualquier otro.  Empleadas tradicionalmente como elemento decorativo, ganan ahora  un mayor protagonismo en los platos de los grandes chefs y restaurantes gourmets. Estados Unidos, China o México son alguno de los países pioneros en este nuevo uso de las flores, ya presente en España.

Por su color y sabor, podemos elaborar una larga lista de flores comestibles, entre las que se encuentran la margarita, la caléndula, el hibisco, la begonia, o la flor de calabacín. Esta última funciona como el acompañante idóneo en la cocina mexicana, donde frecuentemente se come con sopa o tortillas.

Es infinita la variedad de flores comestibles, cada una de ellas con unas propiedades específicas y para un plato en concreto.

Qué debes saber

Como en el resto de los alimentos, se deben seguir ciertas normas culinarias para el tratamiento de las flores. Lo que se pretende realmente es que las flores realcen el sabor del alimento principal, no que lo enmascaren. Además, se deben coger en el día y con tiempo seco.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que algunas flores, como la lavanda, el brezo o las rosas se pueden secar para usar fuera de temporada. Pero no todas las flores son comestibles. Por ello, en caso de duda, lo más aconsejable es consultar con un especialista. No olvides que las  flores de una floristería no se pueden emplear en la alimentación, ya que han sido tratadas con pesticidas. En contraste, las flores comestibles se cultivan sin pesticidas, siguiendo especial cuidado.

Las propiedades de las flores comestibles

Como si de otro alimento más se tratase, las flores comestibles son ricas en vitaminas A, B, C, D, K, PP, B12; así como en minerales, proteínas o aminoácidos. Los beneficios que aportan hacen de este tipo de flores una fuente de salud, más que un original elemento para la cocina gourmet.

Diferentes formas de consumo

En las ensaladas, no solo mejora la estética, sino que potencia el sabor si se combinan bien los ingredientes.

Los postres con flores comestibles también son otra opción. Ice Natur se apunta a esta moda al incorporar el helado de pétalos de rosa a su oferta.

La flor de hibisco funciona como el componente ideal para los cócteles.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica