China es hoy por hoy una de las naciones comerciales más importantes que fabrica y suministra muchísimos bienes del mundo. Según reporta Bloomberg los transportistas y fabricantes se preparan para una disminución debido a propagación tan acelerada de la variante Omicron.

Tanto en 2020 como 2021 China permitió que las fábricas sigan trabajando para producir ordenadores portátiles y equipos sanitarios. Ya que eran vendidos a ritmo récord por consumidores. Pero desde octubre han aumentado los casos confirmados de contagio. Por lo tanto, seguramente llevará a restricciones más estrictas para disminuir la ola de contagios de Omicron. Cuestión que sin duda impactará a los puertos y fábricas como consecuencia del cierre de cada vez más y más ciudades.

Hasta este entonces China venía evitando algunos de los problemas mayores que sufrieron países como Japón y Australia con escasez de alimentos. O Estados Unidos que registró 5 millones de trabajadores aislados en sus casas a principio de año. Considerando que los juegos olímpicos de invierno se aproximan es poco probable lograr frenar del todo los contagios, la política “covid-cero” que venían aplicando hasta ahora. Los líderes políticos tendrán que considerar en cuanto aumentar las restricciones. Y las consecuencias que eso conlleva a un mercado y economía mundial que ya se encuentra ralentizado.

Según dice Thomas O’Connor, experto de la cadena de suministro de Garter Inc. La realidad actual es que China es el centro mundial de la fabricación. Cualquier cierre o freno masivo a la logística en China tendría un impacto gigantesco en el escenario económico global actual.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 Agrogesa Marketing4food.