Debido a los problemas de logística a los que se enfrenta el comercio internacional causados por la pandemia, los precios de los fletes marítimos han subido exponencialmente. Por ende, la industria chilena se vio fuertemente afectada por lo sucedido.

Ronald Bown, quien preside la Asociación de Exportadores de Fruta ASOEX, aseguró en una entrevista para EmolTV que las tarifas están aumentando mucho, exageradamente.

Considero el aumento de USD 500 a USD 10 mil como un poquito exagerado, irónicamente.

Ronald sospecha que las navieras podrían estar tratando de aprovecharse de la situación, algo que él fuertemente condena. Subraya que están pagando muchísimo más de lo que se pagaba en los últimos 2 años, algo extraño.

Un estudio proveniente de Estados Unidos pudo comprobar que el 25 por ciento extra de precio que está pagando la gente es por los fletes, exclusivamente.

Una preocupación muy lógica del señor Bown es que no se puede hacer que sea el consumidor final quien pague el costo de transporte, es demasiada plata. Sin embargo, cree que hay ciertos productos en los que sí se puede hacer, como con la cereza, hasta cierto punto.

¿Cual es el principal problema con los fletes marítimos?

El problema serio es cuando el flete representa un tercio del precio del producto, y los aumentos no son acorde a esta cifra. Hay ciertos cultivos como el kiwi, uva de mesa, durazno, y más que han sido los que más han sufrido este cambio. Al no poder sostener tal aumento, generan pérdidas. Las pérdidas eventualmente te sacan del negocio, que es lo que está pasando con muchos cultivos.

El presidente de FedeFruta (federación de productores de fruta), Jorge Valenzuela, aseguró que hay muchos cultivos con muy poca rentabilidad. Esto no se debe sólo al aumento de las tarifas de los fletes, sino a que la mano de obra chilena también aumentó un 30 o 40 por ciento en los últimos años.

También recuerda, a modo de nostalgia, que la situación no siempre fue así y que en su momento la fruta era bastante rentable. Y recalca que el problema del aumento de los fletes es global, no solo una cuestión de Chile. Espera que a medida que la pandemia pierde presencia en el mundo, los precios vuelvan a la normalidad. Luego agregó que un verdadero problema podría llegar a ser la escasez de agua.

Por último, María Emilia Undurraga destacó que el aumento de tarifas de los fletes es un tema de preocupación. Uno que, para resolverse, requiere de la colaboración de todos. Termina diciendo que están siguiendo y monitoreando de cerca la situación para que el impacto sea el menor posible, y que la menor cantidad de negocios salgan del mercado.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable