El Centro Científico y Tecnológico AZTI y la Universidad de Lovaina (Bélgica) desarrollaron «Enviroscore ®». Es un sistema de etiquetado ambiental que permite reconocer el grado de sostenibilidad ambiental de los alimentos y bebidas en el punto de venta. Se basa en la metodología de Huella Ambiental de Producto. Permite a las empresas medir y comunicar el impacto ambiental de sus productos de manera sencilla. Así, facilita a los consumidores la elección de productos más sostenibles. Es un algoritmo que combina 16 impactos ambientales otorgando una puntuación única. En tanto, la puntuación se convierte en un sistema visual e intuitivo de cinco escalas. Actualmente se encuentra en período de prueba.

¿Cómo funciona el etiquetado «Enviroscore ®»?

Saioa Ramos, investigadora de AZTI, explicó como funciona el etiquetado «Enviroscore ®». Según la especialista, puede ayudar al consumidor a diferenciar productos por su huella ambiental. Por ejemplo  a elegir entre una patata cultivada a 10 Km. del punto de consumo o una que ha viajado varios cientos de kilómetros. Precisamente la diferencia entre ambas es la huella ambiental.

Además, el etiquetado aparece justo en el momento en que la Unión Europea busca armonizar el etiquetado de los alimentos de cara al 2022.

Según la especialista, más que una etiqueta «Enviroscore ®» es un sistema de comunicación. El desarrollo comenzó en 2019 en el marco de EIT Food, con financiación de la Unión Europea. Además de AZTI y la Universidad de Lovaina, participó un supermercado belga para analizar la viabilidad práctica del sistema.

El objetivo del sistema es comunicar de una forma sencilla y entendible a los consumidores, cuál es el impacto ambiental relativo de un producto. De alguna manera es parecido a Nutriscore, que funciona visualmente como un semáforo con cinco categorías de calidad nutricional de los alimentos.

Así, son también cinco escalas con el rango de colores del semáforo. Dentro de este sistema se puede clasificar todo tipo de alimentos. Permite comparar alimentos similares y diferentes entre sí, por ejemplo carnes con vegetales.

Para la calificación, se evalúa todo el ciclo de vida del producto, con toda la gestión de recursos, y cómo se consume en los hogares, como la cantidad de residuos que genera.

Esta información se convirtió en 16 impactos ambientales que luego se traduce en alguna de las categorías de la etiqueta.

Validación del sistema

Los investigados informaron que Enviroscore fue aprobada por la Comisión Europea después de un riguroso proceso de validación. Para ello, se testearon datos de casos reales para 140 productos diferentes.

En la actualidad el sistema se encuentra en la etapa de pruebas. Las mismas se están realizando a nivel de consumidores. También a nivel de productos con empresas de alimentación de Gran Bretaña y Euskadi.

En tanto, se trata de empresas productoras y distribuidoras. Se debe a que son las que están más en contacto con el consumidor. Por lo tanto, traccionarán hacia una utilización más cotidiana de la etiqueta.

También se está desarrollando algún tipo de herramienta que facilite el cálculo, a fin de que las empresas puedan hacerlo de manera más sencilla y rápida. Es decir, las empresas realizarían el cálculo de coste ambiental. Junto con esto, se está desarrollando un sistema que verifique y certifique los datos de las empresas.

La iniciativa cuenta con el apoyo de múltiples empresas, así como del Gobierno Vasco y de la propia Unión Europea a través de la iniciativa de innovación alimentaria europea EIT Food.

Impacto ambiental de la producción de alimentos

La investigadora de AZTI, explicó también cuál es el impacto ambiental de la producción de alimentos.

Según la investigadora, se deben tener en cuenta muchos parámetros a la hora de medir el impacto ambiental de la producción de alimentos. Por ejemplo consumo de agua, emisiones de CO2, impacto en la biodiversidad entre otros.

De hecho a nivel global, la producción de alimentos es responsable del 30% de la emisión de GEI. También el sistema alimentario extrae anualmente el 70% del agua, y ejerce presión sobre casi el 90% de las especies que se encuentran amenazadas hoy en día.

Así, la producción de alimentos es una de las principales causas del cambio climático, pero también una de las áreas que se ve más perjudicadas.

Para el consumidor es difícil diferenciar los productos y elegir los de menor impacto ambiental ya que los etiquetados actuales no ofrecen esa información.

Encuentra toda la información sobre Enviroscore ® aquí.

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable