España terminó el 2022 sin que el consumo de vino haya logrado recuperarse todavía del descenso que le había producido la pandemia. Las negativas repercusiones de la guerra en Ucrania, y todas sus consecuencias económicas, han frenado la tendencia al alza de 2021, cuando se iniciaba la recuperación del sector.

Esta es la estimación del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), cuyo director general es Rafael del Rey. Según sus datos, actualizados hasta octubre de 2022, se habían consumido 10 millones de hectolitros de vino en lo que iba de año.

En comparación con los 11,1 millones de hectolitros de vino consumidos en España en el año 2019, la cifra de 2022 es 110 millones de litros inferior. En consecuencia, según ha comunicado este experto, este déficit importante hace inviable que en este año se pudiese alcanzar de nuevo ese nivel de años anteriores.

«Estamos muy lejos», ha expresado Del Rey. No se va llegar al nivel de consumo de 2019 ya que esa diferencia «es una cantidad importante».

El consumo de vino comenzó a frenarse en marzo de 2022

Las consecuencias de la pandemia desencadenaron estrictas limitaciones comerciales, especialmente restrictivas para el sector hostelero. Por consiguiente, esto provocó un gran descenso del consumo de vino en 2020. Concretamente, hasta alcanzar los 9,1 millones de hectolitros el año pasado, un 18% menor del que había habido en 2019.

Tras un año de dificultades debido a la pandemia, el consumo de vino en 2021 experimentó una mejora a medida que la normalidad comenzaba a volver en la hostelería. En este sentido, se produjo un crecimiento de más del 14,3% en comparación con 2020. Así, el consumo de vino alcanzó los 10,4 millones de hectolitros a finales de ese año.

Del Rey afirma que la demanda había vuelto a crecer y «el consumo parecía animarse y recuperarse». No obstante, el estallido de la guerra en Ucrania y la subida de los precios han hecho que se frenase de nuevo a principios de 2022.

En efecto, el año 2022 había arrancado con datos de crecimiento muy buenos en el consumo. Ejemplo de esto es que en enero el crecimiento fue de un 10,7 % y en febrero de un 21,2 %. Sin embargo, a partir de estas fechas, se produjeron claras caídas en marzo, mayo y julio, que sólo pudieron compensarse con pequeños aumentos experimentados en abril y junio.

A mediados de año, el consumo de vino en la interanual no había superado los 10,76 millones de hectolitros alcanzados en julio de 2019, antes del comienzo de la pandemia.

Según las cifras más actualizadas que se poseen, de octubre de 2022, en los diez primeros meses del año se consumieron 7,9 millones de hectolitros de vino. Esto representa un descenso del 5,4% con respecto al periodo de enero a octubre de 2021. En concreto 0,5 millones de hectolitros menos.

Las ventas en los canales de alimentación aumentaron en pandemia, al tiempo que disminuían las de la restauración

Los datos más recientes de la consultora Nielsen, que cubren las cifras de ventas interanuales hasta julio, indican que se vendieron 2,1 millones de hectolitros de vino a través de los canales de hostelería. La cifra de 2,5 millones de hectolitros es la más alta desde mayo de 2020, pero está muy por debajo de los 3 millones anteriores a la pandemia.

En julio de 2022, el volumen de ventas en tiendas de alimentación y supermercados se había desplomado hasta los 4,17 millones de hectolitros. Esto supuso el índice más bajo desde enero de 2020, antes de que se pusieran en marcha las restricciones por coronavirus.

A pesar de ello, las ventas del canal alimentario registradas hasta julio de 2022 han experimentado un aumento. Concretamente, un 2% más, en comparación con los niveles anteriores a la pandemia.

Hasta mediados de 2019, las ventas procedentes de los canales de hostelería eran más significativas que las procedentes de los canales de alimentación. Sin embargo, debido a la pandemia de COVID-19, esta situación cambió rápidamente. Por consiguiente, a finales de 2019 solo representaban el 30,2 % de las ventas totales.

Después de eso, el canal de hostelería comenzó a repuntar y ahora representa un porcentaje del 42% de todas las ventas de vino. Esto conlleva que es la tasa más alta desde mayo de 2020.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica
Banner Agrogesa 300 x 300 px