El Grupo operativo Generando Oportunidad, Legsapiens, ha celebrado una jornada sobre legumbres en España. En ella se ha debatido sobre cultivo, distribución y consumo en nuestro país. Los asistentes llegaron a una clara conclusión: debemos esforzarnos por cultivar, distribuir y consumir más legumbres.

El grupo operativo Legsapiens, gestionado por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), forma parte integrante del ambicioso objetivo europeo de innovar en la cadena agroalimentaria. En la reunión, uno de sus responsables ha declarado con rotundidad que el objetivo de Legsapiens es descubrir soluciones innovadoras para los problemas actuales a los que se enfrenta el sector.

En el acto se ha celebrado en el Centro de Innovación Gastronómica de la Comunidad de Madrid, dependiente del IMIDRA, otro de los socios del proyecto. Sus responsables destacaron la extensión del cultivo de legumbres en nuestro país: ahora ocupa casi cien mil hectáreas mientras que hace una década rondaba entre las seiscientas y setecientas mil.

Un cultivo para el que hay que buscar la rentabilidad económica

Según Lorenzo Ramos, secretario general de UPA, las leguminosas no tienen la suficiente rentabilidad económica para los agricultores, por lo que resulta una opción poco atractiva. Señaló que las importaciones de otros países como México, Canadá y Estados Unidos son uno de los principales responsables de esta situación.

Otro problema al que se enfrenta este sector agrario, situado principalmente en los márgenes de los ríos Duero y Ebro, así como en el centro de España, es su falta de reconocimiento. Del total de la superficie productiva, sólo 8.000 hectáreas están certificadas.

En última instancia, el equipo de Legsapiens ha identificado la falta de investigación y recursos como un impedimento a su potencial. Señalan que las leguminosas carecen de lo necesario para mejorar el rendimiento de los cultivos -mejores variedades- debido en gran parte a una inversión inadecuada en investigación. Del mismo modo, hay un conocimiento limitado de cómo combatir las plagas y malas hierbas que obstaculizan el crecimiento de las legumbres.

Las leguminosas, un cultivo lleno de beneficios

Sin embargo, a pesar de las dificultades, los participantes de esta jornada han querido destacar las ventajas de este cultivo. Han destacado que los beneficios son tales que la Política Agrícola Común de la Unión Europea les obliga ahora a cultivar hasta un 5% de sus tierras con leguminosas.

Según Buenaventura González, agricultor de Ávila, secretario general de UPA y líder de UPA Joven, las legumbres son cultivos que mejoran el suelo. Las leguminosas fijan de forma natural el nitrógeno en la tierra. Esto ayuda significativamente a sus agricultores, reduciendo su necesidad de fertilizantes nitrogenados por hectárea hasta en un 10-15%.

Legsapiens no sólo es beneficioso socialmente, sino que también es una alternativa de producción sostenible en determinadas zonas desfavorecidas. Legsapiens no sólo crea puestos de trabajo, sino que el producto en sí tiene raíces en nuestra cultura gastronómica y aporta beneficios nutricionales esenciales. José Manuel Ávila, de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), no dejó de destacar este importante aspecto. Un alimento esencial de nuestra Dieta Mediterránea.

Por desgracia, el cultivo aún no es económicamente sostenible. Este problema ha impulsado el proyecto Legsapiens para ayudar a mejorar el conocimiento de los recursos. También reforzar las ganancias económicas de los productores nacionales con el fin de contrarrestar la dependencia de las importaciones de otros países.

La importancia del consumo de legumbres de proximidad

Durante la jornada, Teresa López, presidenta de FADEMUR (organización de mujeres rurales), destacó en su ponencia la importancia del consumo de legumbres locales.

A pesar de las numerosas ventajas de las legumbres, estos beneficios se pierden si debemos depender de las importaciones internacionales. Esto crea una enorme huella de carbono. También plantea interrogantes sobre qué insumos se han utilizado en la producción y cómo se ha tratado a los trabajadores.

La presidenta de FADEMUR entiende que no es sencillo determinar muchas veces la procedencia de las legumbres. Por este motivo, han creado La Plataforma Verde, una plataforma online en la que los ciudadanos que viven en Madrid (en su fase inicial) pueden comprar legumbres y otros alimentos producidos por granjas gestionadas por mujeres y situadas cerca de su ciudad. La idea: saber siempre quién produce qué alimento. De este modo, la gente puede identificar fácilmente las fuentes de sustento cercanas a su hogar.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Publisuites - Marketing4food - Afiliados
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica