UPA Andalucía ha denunciado que los industriales están vendiendo almendras de California (procedentes de esta región de Estados Unidos) como si fueran españolas. Además de que se compran a precios inferiores, se daría un «fraude en el etiquetado».

Según han señalado, la producción andaluza de almendras se queda en el suelo porque los agricultores no pueden venderla. Por su parte, la que llegan al mercado, la venden a precios tan bajos que no obtienen beneficios. Precios por debajo de los costes incluso.

Según ha informado la organización en un comunicado, la razón es que la mayoría de la almendra que se está usando para turrón, mantecados o cualquier otro tipo de pastelería procede de Estados Unidos. Esta, al ser transformada aquí por los industriales, como bastoncillos o harina de almendra, hace posible que puedan etiquetarla como española.

La UPA alerta de las pérdidas que se están produciendo en el sector de la almendra española

La UPA ha determinado que se trata de una situación fraudulenta. Según comunican, el producto se está vendiendo como si fuese de origen español cuando en realidad proviene de Estados Unidos. De esta forma se pierde la trazabilidad y con ella, los controles más estrictos en la industria para discernir de dónde proceden las almendras y cómo se etiquetan y venden.

A esto hay que añadir el bajo índice de producción, que ha disminuido un 30% con respecto a la temporada anterior. También hay una política agresiva establecida por los industriales que no permite a los agricultores vender sus almendras, o hacerlo por debajo del coste. Por ello, este sector agrícola reclama que se les tenga en cuenta para las ayudas incluidas en la Guerra de Ucrania.

Ha instado al Ministerio y a la Consejería de Agricultura a controlar mejor la procedencia de las almendras para evitar situaciones como ésta, en la que una almendra puede ser etiquetada como española aunque proceda de otro país como Estados Unidos. Cree que una mayor regulación ayudará a certificar la autenticidad del alimento y a mejorar las condiciones generales del sector.

Advirtió que la situación es grave, sobre todo porque el cultivo se encuentra en algunas de las zonas más desfavorecidas de Andalucía. Estas zonas se encuentran predominantemente en las zonas rurales de Granada y Almería, donde los residentes han estado históricamente estancados económica y socialmente. Muchos dependen en gran medida de este cultivo para su subsistencia.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica
BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica