Producción porcina europea: precios bajos y altos costos amenazan al sector

En plena crisis porcina europea diecinueve países piden ayuda a la UE en el sector porcino. Sin embargo, España no se encuentra entre éstos. El Consejo de Ministros de Agricultura analizó el problema derivado de la caída de la demanda en China, a la que se suman los brotes de PPA y el alto costo de los piensos. 

Crisis porcina europea en el sector

El sector porcino europeo se encuentra en crisis debido a varios factores. El principal es la baja de la demanda en China, lo cual provocó una fuerte caída de los precios. Los países productores informaron que China redujo sus importaciones, por aumento de su propia producción y descenso de la demanda por menor consumo doméstico debido a la pandemia de COVID-19.

En realidad, el impacto de la pandemia se verificó en toda la Unión Europea, donde el consumo fuera del hogar se vio interrumpido a la vez que aumentó la producción. Los ministros de agricultura de Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, la República Checa, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Rumanía y Eslovaquia presentaron en Bruselas un documento según el cual los márgenes en la industria de la carne de porcino en la UE se encuentran en el nivel más bajo de la última década. Otro problema que afecta a los productores de países como Bélgica o Alemania son los brotes de la peste porcina africana, que impide las exportaciones a muchos destinos asiáticos.

Así mismo, el mercado interior europeo se encuentra sobresaturado de carne de cerdo. Por otra parte, debido al cambio climático y la mayor demanda de China, los precios de los piensos también están en el nivel más alto de los últimos diez años.

Posible soluciones

Los ministros de Agricultura de 19 Estados miembros presentaron ante la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural de la Unión Europea un documento donde describen la situación pero además proponen algunas soluciones. Entre los firmantes se encuentran Alemania y Francia, que junto con España son los principales productores de carne de cerdo de la Unión Europea. Sin embargo, España no lo suscribió. Entre éstas, el estudio de la activación de medidas de mercado excepcionales en el marco del Reglamento sobre la Organización Común de Mercados para ayudar a los productores.

Según la Unión Europea, la carne porcina está cubierta por la Organización Común de Mercados y no está sujeta a pagos vinculados a la producción ni cuotas. Solo en casos muy limitados se han utilizado regímenes especiales para estabilizar los mercados en tiempos de crisis. Los precios bajos y los altos costes son los que amenazan a un sector cada vez mas vulnerable.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.