La asociación agraria ASAJA y la compañía energética REPSOL han unido fuerzas y firmado un acuerdo de colaboración. Su intención es la de promover proyectos, cuyo eje sea la economía circular, como la producción de combustibles renovables. Para ello, buscarán la reutilización de residuos del sector ganadero y agrícola como materia prima para nuevos usos y, de este modo, mejorar la sostenibilidad del campo.

Combinando sus conocimientos, ambas organizaciones estudiarán soluciones para gestionar mejor los subproductos agrícolas y ganaderos de las zonas rurales, donde los obstáculos logísticos son especialmente frecuentes. Repsol evaluará el potencial de estos subproductos y residuos, tanto como fuente de combustibles renovables como de materiales reciclables en sus instalaciones industriales.

Otra de las líneas a explorar, es el potencial de reutilización de los subproductos de las refinerías como fertilizantes del suelo. Se cree que estos podrían aumentar el rendimiento y la productividad de las explotaciones agrícolas.

A través de estas iniciativas, ambas entidades han comunicado que persiguen fomentar el desarrollo de nuevas cadenas de valor locales. En consecuencia, que estas generen oportunidades de empleo en las localidades rurales afectadas por la despoblación.

El acuerdo para la reutilización de residuos apuesta tanto por los combustibles renovables, como por los fertilizantes y materiales reciclables

Según ha manifestado la directora de Combustibles Renovables de Repsol, Berta Cabello, la agricultura y la ganadería son sectores fundamentales en España. Por ello, desde Repsol trabajan conjuntamente para desarrollar las economías rurales. En este sentido, buscan transformar los residuos agrícolas en combustibles renovables y materiales circulares, que puedan ser reutilizados de nuevo en el sector.

El Presidente de ASAJA, Pedro Barato, se mostró encantado con la firma de este acuerdo con Repsol. Según Barato, este les brinda la oportunidad de «estar a la vanguardia de la tecnología más puntera» en la generación de energía limpia y la mejora de la protección del medio ambiente.

La economía circular es un elemento fundamental del programa de transformación industrial de Repsol. Mediante la reutilización de residuos, Repsol puede crear productos de alto valor añadido con una huella de carbono reducida. En la compañía, están evaluando constantemente nuevos tipos de residuos y tecnologías para producir biocombustibles avanzados y materiales petroquímicos de forma sostenible. Su objetivo final es alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

Con este plan de futuro, ASAJA busca que sus agricultores y ganaderos cosechen los frutos de los proyectos de economía circular. Al convertir los residuos ganaderos y agrícolas en biometano y otros combustibles renovables, están aumentando el valor de los subproductos producidos en sus tierras. Esta transición no solo refuerza las capacidades de estas comunidades, sino que también aumenta la sostenibilidad del sector.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable