AECOC, representando a más de 33.000 empresas de gran consumo, respalda la prórroga del Gobierno español para reducir el IVA de ciertos alimentos básicos hasta junio de 2024. Esta medida, clave en la actual situación económica, ha probado su eficacia en moderar la inflación alimentaria, en un contexto marcado por los mayores aumentos de costes de las últimas décadas. La inflación, que afecta tanto a consumidores como a empresas, encuentra en esta decisión un alivio temporal.

Impacto de la Reducción del IVA en el Consumo Alimentario

Sin embargo, AECOC muestra su descontento por la exclusión de carnes y pescados de esta rebaja fiscal. La organización subraya que esta omisión resta oportunidades para impulsar el consumo de estos productos, actualmente en declive debido a la inflación. Esta decisión podría tener repercusiones significativas tanto para el sector alimentario como para los patrones de consumo.

La Dinámica del Consumo de Carne y Pescado en Tiempos de Inflación

Según un estudio de Aecoc Shopperview realizado en octubre, el 34% de los consumidores ha reducido su compra de carne y el 28% su consumo de pescado, atribuyendo esta disminución directamente al impacto de la inflación. Estos datos revelan un cambio notable en los hábitos de consumo, que podría tener consecuencias a largo plazo en la dieta de la población española.

José María Bonmatí, director general de AECOC, advierte sobre las posibles implicaciones de esta tendencia: una disminución en la calidad de la dieta podría derivar en problemas de salud pública. Esta preocupación se suma a los retos ya existentes en el sector de alimentos, donde la inflación y la variabilidad de los precios están remodelando las decisiones de compra.

Conclusión: Equilibrio entre Medidas Fiscales y Salud Alimentaria

En resumen, la decisión del Gobierno de mantener la reducción del IVA para ciertos alimentos hasta 2024 es un paso positivo para contener la inflación alimentaria. No obstante, la exclusión de carnes y pescados de esta medida es una oportunidad perdida para estimular su consumo en un período crítico. La preocupación de AECOC sobre el impacto en la salud pública subraya la necesidad de equilibrar las decisiones fiscales con la promoción de una dieta equilibrada y accesible para todos. La situación actual exige una reflexión profunda sobre cómo las políticas gubernamentales pueden influir en la salud y el bienestar de los consumidores, así como en la viabilidad del sector alimentario.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Banner M4F Melones el Abuelo
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable