Insectos ayudan a un cultivo más sostenible

0
28
Portada

Si decimos que miles de insectos están recorriendo la zona del sur andaluz puede parecer una mala noticia. Posiblemente el usuario que lea esto se le venga a la cabeza una plaga, pero nada más lejos de la realidad. Estos últimos días, en los invernaderos de Almería y de la costa de Granada, lugar de cultivo de productos hortícolas propios de épocas frías, cuentan con 30.000 millones de estos insectos. El objetivo de los insectos es evitar perjuicios por las plagas que atacan a los cultivos, ya que los insectos liberados son depredadores naturales de estas. Por otro lado, son una ayuda extra para polinizar las flores. Esta acción es conocida como la “revolución verde”, evitando de esta forma el uso de plaguicidas químicos, logrando un cultivo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Este hecho es una de las principales diferencias de estos invernaderos con los de otros lugares del país y del planeta.

Con la liberación de unos 30.000 millones de insectos microscópicos, dará comienzo la campaña agrícola de este año. Los insectos permanecerán en el 80% de las 31.500 hectáreas de cultivo de invernaderos que se encuentran en esta zona. Aunque esta no es la única zona que utiliza esta técnica, es la mayor en extensión. Aportando un valor mayor gracias a lo que supone esta acción para el medio ambiente, los trabajadores y los consumidores. Tratamiento, sin productos químicos, obtiene productos más sanos y sostenibles, adjetivos importantes para el consumidor, aun mas durante la crisis sanitaria. Un estudio realizado por Capgemini, afirma que casi un 80% de los usuarios están variando su comportamiento de compra siguiendo un intento de sostenibilidad.

En palabras de Jan Van der Blom, responsable del departamento de Agroecología de APROA, el control biológico de plagas sirve como una ventaja competitiva mediante la producción mas sostenible, influyendo directamente en la calidad de los productos, generando respuestas positivas sobre el consumidor. Observando la gran cantidad de mercado que ocupa esta zona, 47% de España y 50% de Europa, aun mas durante el invierno, es un hecho muy importante para el futuro de las empresas de la zona. Cerca de 500 millones de personas en toda Europa, consumen productos procedentes de estos invernaderos.

PIMIENTO LIDER EN LA LUCHA

El pimiento será el cultivo que más porcentaje de acción tendrá este año, alcanzando el 99% de la producción. La cuota del resto de productos será superior al 60%. Por ejemplo, la berenjena tendrá un porcentaje del 73%, el pepino un 70%, el tomate un 60% y el calabacín un 16%.

PRODUCCIÓN INTEGRADA Y CONTROL BIOLÓGICO

Se llevarán a cabo varias técnicas de protección de plagas para mejorar la eficiencia. El uso de barreras físicas es una de ellas, con ejemplos como puertas dobles para entrar a los invernaderos o trampas contra insectos. A estas se le sumará el control biológico, es decir, la introducción de insectos para controlar las plagas. Esta se basa en soltar depredadores naturales de las plagas que afectan a los cultivos, beneficiando también a la polinización.

ENTOMOHOTELES

Finalmente, debido al crecimiento de esta acción en la zona y los beneficios obtenidos con ella, se busca la implantación de los entomohoteles. En resumen, son setos perimetrales de flora autóctona alrededor de los invernaderos, así como el levantamiento de refugios para los insectos beneficiosos. Esto lograría un doble objetivo, el principal, mitigar las plagas en los invernaderos con la técnica que hemos comentado. Y, en segundo lugar, mejorar la imagen visual de estos invernaderos, ya que debido a los plásticos desmejora la imagen de la zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí