¿Qué estrategia de marketing es más adecuada para una startup?

0
209

Cada vez hay más número de startups en España. El emprendimiento está de moda. Una buena estrategia de marketing determina su éxito.

Debido a la falta de oportunidades laborales en nuestro país el emprendimiento ha crecido enormemente. Según el informe de Startup Ecosystem Overview en 2018 existían 3.200 startups en España. Normalmente el personal empleado en ellas difícilmente supera las 2 personas. Y es casi seguro que en la mayoría de casos de esas 2 personas ninguna tenga conocimientos de marketing digital. Una alternativa es contratar a una agencia de publicidad o a un freelancer para que realice la estrategia de marketing.

¿Sabes lo que es una startup?. Una startup es un negocio en sus inicios que desarrolla ideas innovadoras relacionadas con el mundo digital y tecnológico. Se convertirá en una pyme haciendo uso del marketing digital. Por tanto marketing digital y startup están íntimamente vinculados. Es decir, una startup necesita si o si de una buena estrategia de marketing.

Según el Informe de Marketing de Contenidos del 2008 elaborado por Hoyreka, un 47% de las startup externalizan el servicio de los servicios de marketing digital. Esta cifra es extremadamente pequeña y deja helado a uno porque como ya hemos dicho las startup necesitan del marketing digital inevitablemente.

Muchas startup se abren sin tener una estrategia de marketing, sin tener unos objetivos definidos. Esto supone una pérdida de recursos y tiempo para conseguir unos resultados. Las startup como todo tipo de negocio deben establecer un plan de negocio. Para ello es necesario estudiar el mercado, seleccionar el nicho, estudiar a la competencia si es que la hay y estudiar al buyer persona.

Es necesario plantearse las acciones a realizar y los objetivos a conseguir. Y lo más importante determinar los recursos económicos y humanos para lograr esos objetivos fijados. Una vez esté definido el plan de negocio toca definir una estrategia de marketing.

Ahora es cuando entra en juego las KPIs porque después de realizar determinadas acciones encaminadas a conseguir los objetivos fijados hay que fijarse en las métricas o KPIs para saber si dichas acciones son efectivas o no.

KPIs a tener en cuenta por una Startup

Existen una serie de KPIs (Indicadores Clave de Desempeño) de marketing digital que debe tener en cuenta una startup una vez implantada la estrategia para saber si las acciones acometidas han sido efectivas o no para lograr los objetivos marcados. Si no han sido efectivas habrá que replantearse la estrategia de marketing con el fin de lograr los objetivos fijados.

La primera KPI a tener en cuenta es el retorno de la inversión en marketing (ROMI). El objetivo de esta métrica es evaluar cómo las inversiones realizadas en acciones de marketing contribuyen a obtener beneficios. La segunda KPI importante es la tasa de conversión de clientes potenciales, mide el porcentaje de individuos o empresas potencialmente interesadas en comprar un producto o un servicio y que acaban finalmente convirtiéndose en oportunidades.

La tercera KPI es la tasa de conversión por canal de comercialización, hay que identificar los canales que más llegan a nuestro público objetivo para invertir más en aquellos que son más eficientes. La cuarta KPI es el coste por cliente potencial, con esta medida se evalúa la eficacia de las acciones de marketing. La quinta KPI es valor de vida del cliente (CTV), es una estimación de las ganancias generadas por una compañía en base a la relación con cada cliente. La sexta métrica es el tráfico orgánico y generado por Sea. El primero es el que llega a la web por medio de los buscadores gratuitos como Google, Bing y el segundo es los que llegan a través del marketing de pago.

La séptima KPI es Tráfico de la web de clientes potenciales que mide el tráfico que llega a un web pero ¡cuidado! que no todos los visitantes se convierten en clientes potenciales. La octava KPI es ROI generado por las redes sociales. Para calcularlo se debe dividir los ingresos generados en cada canal entre los gastos invertidos en ellos. La novena KPI a tener en cuenta es la tasa de apertura de correos y de click que son ideales para medir el rendimiento de las campañas de emailing. La última KPI decisiva es click to open rate (CTOR) que mide la eficacia de los correos enviados y se calcula dividiendo el número de clicks únicos por el número de aperturas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí