El problema del despilfarro de los alimentos

0
34
Portada

El día de hoy estamos viviendo el Día Mundial de la Alimentación, y recientemente vivimos el Día del Despilfarro de Alimentos. El Instituto Silestone opina sobre una de las grandes asignaturas pendientes de la humanidad. El despilfarro tiene implicaciones éticas y gran repercusión en el ámbito socioeconómico, además de ser un problema más de impacto medioambiental.

En el continente europeo las estadísticas son preocupantes cuanto menos. La Comisión Europea ha mostrado unos informes que expresan como casi 90 millones de toneladas de alimentos son desperdiciadas al año solamente por los países que conforman la Unión Europea, suponiendo más de 170kg al año por persona.

Si especificamos en nuestro país, nos encontramos en el puesto numero 7 del ranking. Desperdiciando una totalidad de 7,7 millones de toneladas anuales. El 85% de los usuarios españoles afirma desperdiciar alimentos comprados, desatacando los productos hortofrutícolas, y posteriormente los lácteos. Llegando el 5% a afirmar que desperdicia en grandes cantidades.

ZONAS DE MAYOR DESPILFARRO

  • 50% en las cocinas de los hogares.
  • 20% en el procesamiento de alimentos.
  • 30% en productores, fabricación, restauración, catering y distribución.

APROVECHAR MEJOR LOS ALIMENTOS

El desafío propuesto para esta década supone alimentar a unos 9.000 millones de personas sin aumentar la producción, sino mediante el aprovechamiento de los alimentos. Es el comienzo de la tendencia a la baja en el desperdicio. Se prevé que durante la pandemia se optó por un mayor aprovechamiento de los productos alimenticios.

Las técnicas para tener un descenso en el despilfarro comienzan por planificar los menús y comprar en consecuencia. Almacenar optimizando el uso de los productos, realizar una buena gestión de disponibilidad, diferenciando entre caducidad y consumo preferente. También cocinar de forma mas racional y finalmente, introducir recetarios de aprovechamiento.

La cocina es uno de los lugares donde más cosas podemos cambiar para dar el salto a un consumo más sostenible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí