CÓMO CREAR UNA APP

0
201

A pesar de su elevado coste, desarrollar una aplicación móvil puede ser una opción de gran rentabilidad si se quiere respaldar la acción estratégica de una determinada empresa o, incluso, crear un negocio a partir de ella.

En este ecosistema tecnológico, son cada vez más las marcas que disponen de una app para lograr satisfacer a sus clientes y ofrecerles contenido adicional y dinámico.

No solo tener una idea

En primer lugar, para poder desarrollar una aplicación es necesario tener una idea que vaya a conseguir buena respuesta por parte de los usuarios. Por lo que debe adaptarse correctamente a las necesidades de la propia empresa y del sector al que pertenece.

Asimismo, como paso previo a la mayoría de las acciones empresariales, se debe saber a quién irá dirigida y cómo es ese público. Para así, poder elaborarla de acuerdo con sus carencias, intereses y gustos. La idea debe ajustarse e integrarse tan bien con ese segmento de población que logre que estos usuarios se la descarguen y la utilicen durante mucho tiempo.

Por supuesto, un punto importante que tener en cuenta es saber qué se procura con la creación de la app, es decir, qué objetivos tiene y qué faltas resolverá su uso.

Diseño de la app

Las principales razones por las que una persona decide instalarse una aplicación concreta en su dispositivo móvil son que se la hayan recomendado, que le parezca de provecho y que le agrade. En el caso de las apps de juegos, la primera razón es una de las prioritarias en el proceso de descarga, puesto que los usuarios se guían mucho por las valoraciones que tenga la aplicación en cuestión. Por lo tanto, es importante que tenga buenas críticas y calificaciones para incitar a su descarga.

Para proceder al diseño de una aplicación es recomendable contactar con un diseñador profesional que le pueda proporcionar una estética y funcionalidad cuidadas, que consiga que sea diferenciable y atractiva para el consumidor.

Cómo se obtienen beneficios de ella

Una de las cuestiones más dadas durante la creación de la app es como se van a obtener ganancias económicas de ella. Desarrollarla es un proceso costoso pero muy rentable a largo plazo.

Así pues, es necesario establecer si se tratará de una aplicación gratuita o de pago. La primera opción es la que más incitará a su descarga sobre todo al principio de su lanzamiento. Aunque cabe replantearse qué valor añadido ofrece esa app que provocará que la gente esté dispuesta a pagar por ella.

Es bastante habitual encontrarse aplicaciones que su instalación sea gratuita pero que, para poder acceder a más herramientas dentro de esta, sea necesario pagar un coste adicional. También es común la creación de versiones de prueba gratuitas durante un periodo de tiempo para incitar a su posterior descarga cuando esta finalice. Y, además, como en la mayoría de los medios, la publicidad es una fuente de financiación clave en el impulso de una aplicación móvil. Los beneficios se obtendrán cada vez que alguien dé clic a un anuncio.

Post-creación

Una vez finalizado el proceso de elaboración de la aplicación es necesario invertir en su promoción, en otras palabras, darla a conocer entre el público objetivo. Por añadidura, esto repercutirá en su posicionamiento en Play Store para que sea más fácil de encontrar por los usuarios.

Casos de éxito en apps

  1. Pou: fue un juego que alcanzó un gran auge entre el público más joven. Esta aplicación recordaba al tradicional tamagochi y consistía en cuidar una mascota, alimentarla y jugar con ella. Se trataba de una app de fácil enganche, ya que, además, era gratuita y funcionaba sin conexión a Internet. Aunque para adquirir ropa especial o determinados productos para Pou, era necesario pagar un coste adicional.
  2. Aplicaciones de bancos: Santander. La creación de apps para entidades bancarias se encuentra en aumento en la sociedad actual. Estas se están respaldando en esta tecnología para ofrecer mayor comodidad a sus clientes con métodos de pago online seguros y registro de todos sus movimientos y acciones con su tarjeta. Por lo tanto, está constituyendo un tipo de aplicación de fidelización del usuario, dado su elevado compromiso con las empresas.
  3. MyRealFood: el apogeo de la tendencia sociocultural existente en estos momentos de cuidarse más y preocuparse por la salud y los productos que se consumen, llevó a la creación del movimiento “realfooder”, iniciativa del nutricionista Carlos Ríos. Y, en consecuencia, a la creación de esta aplicación móvil. Esta consiste en detectar mediante un escáner del código de barraras qué productos son comida real, buenos procesados o ultraprocesados. Asimismo, propone recetas saludables y otros productos con buen valor nutricional similares al que ha sido escaneado. MyRealFood es cada vez más utilizada por un público preocupado por su alimentación por lo que se encuentra en constante crecimiento. No obstante, al tratarse de una app relativamente nueva, aun se encuentran carencias como la falta de registro de determinados productos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí