Vuelve la moda de los restaurantes efímeros o Pop-up

0
220

Los restaurantes Pop-up vuelven a emerger en los últimos años como estrategia de marketing. La necesidad del usuario de vivir una experiencia diferente marcan su vuelta.

Los restaurantes Pop-up nacieron hace dos décadas como fruto de la crisis económica española. En aquellos momentos muchos restaurantes se quedaban vacíos y tuvieron que reinventarse para poder hacer frente a esas nuevas circunstancias económicas y poder generar ingresos. Los clientes de hace dos décadas demandaban precios bajos y experiencias novedosas. De esta forma surgieron este tipo de restaurantes.

Esta nueva tendencia de la restauración tuvo muy buena acogida en un primer momento y se expandieron como la espuma, habían restaurantes Pop-up a cada esquina y a cada momento. Esta enorme y fugaz expansión tuvo un coste que fué perder el carácter novedoso de esta experiencia lo que provocó un frenó en el crecimiento de estos restaurantes tan novedosos.

Hoy en día los restaurantes Pop-up parece que han vuelto a resurgir y se han vuelto a poner de moda. Los restaurantes vuelven a apostar por esta estrategia de marketing incluso chefs de gran prestigio como Nuno Mendes. Y no sólo los restaurantes también hay tiendas Pop-up. Las grandes marcas como Louis Vuitton, y las cadenas de retail apuestan por ella para generar nuevas experiencias de usuario.

¿Qué es un restaurante Pop-up?

Un restaurante Pop-up es un tipo de restaurante que aparece en la mayoría de casos por sorpresa en lugares bastante insólitos como puedes ser una galería de arte, un viejo almacén, en medio de un paraje.

Es un tipo de experiencia gastronómica en la que horas antes de su aparición se informa de ella a través de las redes sociales. Es un tipo de experiencia concebida para que sea vivida de forma fugaz. Su origen proviene de ciudades como Nueva York o Londres.

¿Qué beneficios ofrecen los restaurantes Pop-up?

Sirven como una especie de experimento para testar nuevos productos. De esta forma se puede averiguar si un nuevo plato o menú puede llegar a tener éxito para generar más ventas. También es una manera de testar nuevos mercados o comprender mejor lo que piden los consumidores.

 Además suelen ser más baratos de montar y permiten crear una sensación de urgencia y de experiencia distinta que un restaurante tradicional no puede crear.

Proporciona una buena experiencia para el consumidor al tratarse de una experiencia novedosa y exclusiva lo que contribuye a que se genere un vínculo especial de la marca con los consumidores.

¿Cuales son los motivos por los que vuelven a emerger los restaurantes  pop-up?

Las razones por las que vuelven a estar al alza este tipo de restaurantes efímeros son diversas. En primer lugar es una respuesta al fenómeno de moda “experiential shopping” que es la experiencia de ir a comprar con el deseo de vivir una experiencia única con la marca y los productos que se compran. Ya no basta sólo con ir a comprarlos.

En segundo lugar es la posibilidad para un negocio de transformar una idea en algo físico y tangible de manera temporal.

Y por último son unos acontecimientos muy fáciles de difundir en redes sociales donde hoy en día está la gran mayoría de consumidores. Por tanto, las redes sociales contribuyen a la proliferación de este tipo de espacios.

En definitiva, son lugares para experimentar tanto los restaurantes como los consumidores favoreciendo una relación más íntima entre ellos. Como ejemplos de restaurantes itinerantes tenemos el restaurante The Cube que es un espacio de cristal sobre el río Támesis. Un restaurante pop-up de Madrid conocido es el Hypothetic Organic Restaurant que ha estado en lugares como capillas clandestinas.

Los restaurantes Pop-up se consideran tendencia para este año 2019 y siguientes. Por tanto cualquier marca debe considerar la posibilidad de crear este tipo de restaurantes efímeros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí