¿Son rentables los kioscos de autogestión en los restaurantes?

0
200

Cada vez son más numerosos los restaurantes que emplean este tipo de gestión para aumentar la experiencia del consumidor.

No es de extrañar en los tiempos que corren ir a comer a un restaurante de comida rápida y ver una cola de gente en un aparato electrónico llamado “kiosco de autogestión”. Se ha convertido en una tendencia de moda en los restaurantes de este tipo.

Los restaurante se digitalizan al incorporar estos terminales de autogestión y se adaptan a las nuevas tendencias digitales. Pero implantar estos sistemas tiene un elevado coste. Para asumir dicho coste hay que estar seguros que estas nuevas formas de gestión harán incrementar las ventas. Pero, ¿Realmente son efectivos?.

Eso mismo se preguntan muchos restaurantes de comida rápida. Los números parecen afirmar que sí lo son. Un estudio reciente en Harvard Business Review afirma que en la primera experimentación de Mcdonalds con los kioscos el promedio de compra ha aumentado en un dólar aproximadamente.Subway es otra de las marcas que ha empezado a experimentar con kioscos y sus resultados son satisfactorios.

La inclusión de estos terminales de autogestión implica muchos cambios tanto en los consumidores como en los empleados, ambos se tienen que adaptar a la nueva experiencia. Los consumidores porque no están acostumbrados a hacer sus pedidos a una máquina y los empleados porque tienen que aprender a usar estos terminales.No a todos los consumidores les gusta esta experiencia pero parece que a la gran mayoría si les convence.

Principales ventajas

Estos kioscos permiten a los locales de comida rápida dirigir el tráfico de consumidores. Se suelen colocar en un lugar estratégico y permiten a los clientes realizar el pedido más rápidamente sin tener que hacer largas colas. También permite el ahorro de tiempo en los empleados del local porque el tiempo que dedicaban a recoger los pedidos ahora lo emplean en otras funciones como la limpieza del local.

Otra ventaja es que permite al cliente tener el control de su propia experiencia culinaria. Es decir, pueden elegir libremente cuándo, cómo se ordena, paga y recibe su comida. Los kioscos permiten automatizar el proceso de pedido y pago, de esta forma el usuario explorará el menú y crea un mejor retorno de la inversión para el restaurante.

En definitiva parece ser que los kioscos de autogestión resultan beneficiosos para el restaurante. Por un lado le ahorra tiempo en la gestión de pedidos y por otro lado aumentan los ingresos medios derivados de las ventas. Parece que a los consumidores les gusta la idea de vivir una nueva experiencia culinaria y también realizan los pedidos de forma más rápida que si lo hicieran de forma tradicional.

Estos kioscos cada vez van a ser más numerosos en el sector de la hostelería. Es una tendencia que está cogiendo mucha fuerza y gusta tanto a clientes como a empleados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí