Qué tienes que saber para triunfar en tu negocio en redes sociales

0
81

1.CÓMO ORGANIZARTE, QUÉ ENSEÑAR Y DÓNDE PUBLICARLO

Nos guste más o nos guste menos, las redes sociales son lo que mueven el mundo. El marketing, las amistades y la cultura están bajo su influencia. El mercado se abre donde hay clientes, y de lo que no cabe duda es de que gente de todas las generaciones vive enganchada a internet y a sus aplicaciones. Hace unos cuantos años, solo se relacionaba a los más jóvenes con la web, pero en la actualidad todos estamos ligados (bien por trabajo o por ocio).  

Las redes sociales nos pueden ayudar de dos formas: podremos hacer un exhaustivo estudio de mercado y podremos dar publicidad a nuestros nuevos productos y servicios. Aunque pueda parecer extraño, estas dos facetas están muy ligadas: comunicación y feed back. Internet, y en especial estas aplicaciones web, están basadas en la interacción entre usuarios. A través de la opinión de tus seguidores, podrás conocer cuáles son sus gustos y necesidades y así enfocar tus propuestas hacia ellos. 

Para obtener los mayores beneficios posibles, lo más importante es planear bien nuestra estrategia. Sin una buena organización, no habrá grandes resultados.

2.TARGET 

Lo más importante que debemos concretar antes de decidir cuál será nuestra estrategia es enfocar nuestro producto a un tipo de persona. Un pen drive puede no interesar a una persona anciana, igual que una crema anti-edad puede no llamar la atención de unos niños. 

Para concretar nuestro target, debemos analizar las características de nuestro producto o servicio y compararlo con los intereses de cada tipo de persona (por edad, gustos, situación social y dónde trabajan, por ejemplo). Una opción cada vez más extendida entre los expertos es crear un buyer persona. Este concepto es la representación de un consumidor ideal (según nuestro estudio del target al que nos enfocaremos). Para hacerlo, crearemos un perfil real para nuestra persona irreal. Con esta persona ficticia podremos estudiar cómo funciona nuestra estrategia en realidad. Nos ponemos en el lugar de nuestro futuro posible consumidor.

3.CANALES

Dependiendo de qué queramos enseñar de nuestro producto, utilizaremos unas redes sociales u otras. Vamos a analizar para qué se crearon algunas de ellas: 

  • La página web y el blog: el primero es más formal que el segundo y requiere menos interacción con el cliente. Un blog se puede entender más como un diario y como un expositor. 
  • Twitter: se entiende comúnmente como un lugar para enterarse de las últimas tendencias. Puedes interactuar por mensajes públicos o privados. Puedes escribir mensajes de un máximo de 140 caracteres (entre letras, signos y espacios), puedes subir imágenes, vídeos o gifs y la nueva actualización de la aplicación te permite subir imágenes visuales que duran 24 horas. Es una aportación de Snapchat (no es muy utilizada actualmente y no creo que su efectividad para empresas sea significativa, ya que la comunicación es únicamente privada y tus publicaciones se borrarán a las 24 horas). 
  • Instagram: es una de las aplicaciones más completas porque reúne distintas capacidades de otras. Además, es una de las que tienen más millones de descargas y de usuarios. Puede subir imágenes y vídeos tanto permanentes como diarios que se borran cada 24 horas, puedes subir vídeos sin límite de duración (como en YouTube), y puedes interactuar por mensajes privados o públicos. Además, la misma aplicación te permite comprobar cuánta gente te ve, cuánta gente interacciona contigo, qué edad tiene, cuál es su género y de qué país provienen.
  •  LinkedIn: se trata de una plataforma más profesional que ninguna otra que se basa en crear una comunidad de profesionales interesados en el mismo campo de mercado. Es menos cercano, pero, si tu empresa no apoya los conceptos memes y viralidad, es tu opción.

4.MANTÉNTE ACTIVO 

El contenido que programemos publicar debe de ser conciso, directo y constante. A parte del contenido, debemos concertar ciertos datos como quién interactúa con los clientes de forma directa (puede ser automático, lo veremos a continuación), cuántas publicaciones ofreceremos y cada cuánto tiempo las mostraremos, y que imagen queremos para ellas. Todo esto es muy importante ya que será nuestro escaparate de ventas. 

Las publicaciones que ofreceremos dependerán de dos factores: qué redes elijamos para crear un perfil y qué queremos enseñar de nuestro producto. Podremos organizar eventos online (streamings), publicar vídeos de entrevistas, crear encuestas para conocer la opinión de nuestros clientes o mostrar nuestros productos en fotos con links directos para acceder a ellos de forma rápida.

5.COMPRUEBA TUS RESULTADOS

¿A cuántas personas has llegado con tu estrategia de marketing digital en redes? ¿Es esta una cifra significativa para tu negocio y expectativas de futuro? ¿Qué porcentaje de esta audiencia ha comprado tu producto? Contestando a estas preguntas, podrás averiguar cómo de efectiva ha sido tu campaña de marketing a través de las redes sociales. Esta técnica nos funcionará en el presente.

A la larga, podremos comparar todos los resultados obtenidos en el tiempo y sacar conclusiones. ¿Está funcionando mi táctica empresarial? ¿Ha mejorado nuestros números y nuestros beneficios en el tiempo? ¿Es un incremento progresivo?

Una aplicación que puedes utilizar es Google Analytics, el cual te ayuda a recoger la información de tu funcionalidad en redes sociales. Esta plataforma te proporcionará la mayoría de las respuestas que necesitas sobre tu influencia en el mercado de internet. 

Debemos estar preparados tanto para los buenos datos como para los peores. Si los datos son muy buenos, es evidente que nuestra táctica es eficaz, y debemos reforzar lo que ya hacemos. Si nuestros datos no van mal, pero esperábamos más repercusión, podríamos estudiar si un aumento en el número de publicaciones, ofrecer más promociones o abrirnos más perfiles de redes sociales serían la solución. Si los datos obtenidos no son nada esperanzadores para nuestra empresa y nuestra economía, es evidente que no hemos sabido gestionar la situación y debemos empezar desde cero. 

Enfócalo de la siguiente manera: muchos millones de personas en todo el mundo se conectan a internet y tienen perfiles en redes sociales, y eso son muchos millones de posibles clientes. Con una buena organización y con la ayuda de grandes expertos en este campo social, podrás sacar provecho de esta sobreexposición. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí