¿Qué genera la confianza en una marca?

0
193

Las marcas siempre han buscado la clave para encontrar la determinada confianza de sus clientes, haciendo que los mismos se fíen de sus productos y de sus servicios, así mantener una buena relación de confianza con los consumidores, tanto en la compañía como en lo que la misma ofrece.

La razón de búsqueda de esta confianza es muy clara, los consumidores y su decisión de compra entre un producto u otro siempre dependerá de esta relación de confianza de la que hemos hablado previamente, y en especial sentido, en los momentos en los que el consumidor va a realizar una compra premeditada en la que va a realizar una buena inversión, o también cuando se han de comprar productos con mayor sensibilidad e incluso productos que requieran una garantía más sólida.

Además que esta confianza que genera una marca o empresa, recae y tiene un efecto directo en su reputación de marca, siendo que si la marca tiene un grado mayor de confianza, su reputación se torna a ser más positiva, y también recae sobre la lealtad de los compradores, ya que suelen ser más fieles a aquellas marcas que son más solventes.

Es una realidad que a las marcas les cuesta cada vez más contener una relación fuerte con los consumidores.

EL hecho de no tener una buena confianza con los consumidores, lleva directamente a la degradación de la reputación de la empresa, incluso llevando a la posible crisis reputacional de una compañía.

Para poder llegar a posicionarse en la mente el consumidor como una empresa de confianza, se debe realizar mucho trabajo arduo detrás de todo, desde un trabajo en el impulso de la marca, hasta asentar unos cimientos sólidos en la relación con los consumidores para mejorar siempre la relación.

Morning Consult ha realizado un estudio recientemente en el cual se demuestra cuáles son las marcas en las que el consumidor confía más.

Dicha lista del estudio, enseña las marcas que están presentes en el mercado estadounidense, por lo que las marcas que se representan en el mismo, son las presentes en ese mercado, que además, son conocidas mundialmente. El primer puesto lo lidera el servicio público de Correos del País, en segundo lugar le sigue Amazon, Google, Paypal y por último Weather Channel. El puesto que han ganado todas estas marcas a nivel de confianza no se puede extrapolar exactamente ni obtener sus datos, pero si se puede realizar un paralelismo de las razones que motivan a la población a que confíe en estas empresas concretamente.

La población más juvenil es la que menos se fía de las marcas.

Se ha demostrado que el grado de confianza que tiene la población en las marcas, siempre varía y tiene cambios según la demografía. Ya que no simplemente se basan en el grado de confianza que las empresas otorgan a los usuarios, sino de cómo varía esta confianza según las edades de lo clientes, si no que estas expectativas de fiabilidad son distintas en las edades del público.

Los estudios realizados y encuestas al respecto, apuntan que la generación Z, cómo los millennial se fían mucho menos de las empresas y marcas, a comparación de los consumidores con más edad. La media que se ha extraído en general es que los usuarios de la generación Z tienen 10 puntos menos de fiabilidad en las empresas que la generación de los baby boomers.

¿Qué motivos son los que llevan al usuario a confiar más o menos en una marca?

En dicho estudio que se menciona anteriormente, queda claro también que la reputación y la trayectoria de una marca son muy importantes, debido a que las personas se fían más de aquellas empresas que han demostrado durante un tiempo mucho más considerado, que se trata de una empresa de confianza que cumple sus objetivos y su misión.

En el estudio, el listado de las marcas que son consideradas más fiables, solo dos de ellas nacieron después del año 2000.

Claramente el hecho de tener mucho tiempo en el mercado no es suficiente, la confianza se forja a raíz de muchas determinadas cuestiones, en las cuales la empresa debe trabajar, y estas deben ser cuestiones que para el consumidor son claves. De hecho, para que los consumidores fijen su confianza en una marca, esperan que dicha marca lleve un trabajo sólido de manera privada. EL 73% de los consumidores ha asegurado que consideran un factor determinante a la hora de confiar en una compañía, que esta trabaje en la protección de sus datos. Y sólo un 39% habla que el propósito de la ética de la firma influye en la confianza.

Evidentemente la calidad de los productos de una marca siempre prima a la hora de generar una confianza en el consumidor. Los materiales empleados, la durabilidad, el diseño, etc son los factores que pueden hablar por sí solos de la marca. Pero antes de poder comprobar todos estos factores, el cliente debe decidir si adquirirlos o no, y es ahí donde entra la confianza exterior que la marca puede otorgar. Y si se deciden a la adquisición, desean que esta refuerce y sea tal y como anuncia la marca, básicamente que se cumplan las promesas que se han hecho. Aunque también las cuestiones de atención al cliente son muy valoradas, e implican una alta fidelización del cliente.

Después de todas estas cuestiones éticas, es ahora uno de los elementos a los que recurren las marcas para realizar un branding de calidad y para optar por la mejor estrategia corporativa, para construir una relación de confianza, aunque los consumidores siempre estarán a la espera de que los asuntos de las marcas estén centrados en ellos.

Se concluye con que a la hora de la verdad, a los consumidores lo que les genera confianza son los asuntos que les atañen de un modo directo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí