¿QUÉ ES UN FLYER?

0
135

Un flyer es un método económico de hacer publicidad dentro de las diversas estrategias de marketing de forma no convencional. Esta acción se basa en folletos que se reparten a las diferentes personas pertenecientes al público objetivo de la empresa para informarles sobre los productos o servicios que ofrece la marca, así como para anunciar ofertas y promociones o acciones puntuales que realizará la organización como charlas o cursos.

Una variante del flyer podría ser el catálogo, que se define por las mismas características y objetivos pero, a diferencia del folleto, está formado por una mayor cantidad de páginas.

Características de un flyer

Un folleto publicitario debe ser llamativo para que la gente muestre interés por él y no lo tire en la primera papelera que encuentre. Por lo que es necesario tener en cuenta algunos factores.

Para captar la atención de los consumidores se debe trabajar con un diseño gráfico atractivo complementado con un buen eslogan, es decir, lograr la composición perfecta de imágenes y un titular que logre que se continúe leyendo el folleto. También es fundamental que la calidad de impresión sea correcta para que sea más vistoso estéticamente y facilite su lectura, por lo que hay que tener en cuenta el tipo de papel que se empleará para plasmar los flyers.

Una de las numerosas ventajas que ofrece esta acción publicitaria es su capacidad para ser empleada en cualquier tipo de empresa y para cualquier acción, desde promoción de ventas hasta la nueva apertura de un establecimiento de la marca.

Asimismo, es conveniente que aparezca un número de teléfono, una dirección y la página web para animar al receptor a visitarla para obtener más información.

La manera de comprobar la efectividad de esta acción es a través de los códigos QR que aparecen en los folletos, a los que el consumidor acceder para obtener descuentos o para rellenar formularios de encuestas.

Lugares de difusión

En primer lugar, para elaborar un flyer adecuado e interesante, es importante que la empresa realice un estudio para conocer las características de su público objetivo. De esta forma basará su diseño en aquello que atrae al segmento que busca. Por lo tanto, la organización sabrá cuáles son sus gustos y los lugares de la ciudad por los que suelen transitar estas personas. En consecuencia, el reparto de flyers se realizará en estos sitios, que, normalmente, son centros comerciales o calles concurridas, porque será más fácil contactar con el público objetivo. Por lo tanto, se trata de un medio polivalente en cuanto a su capacidad de distribución en diversos canales dependiendo de los objetivos de la empresa, además de poderse acompañar de otros productos promocionales durante su reparto.

Por otra parte, los flyers también se difunden en el propio punto de venta del establecimiento, colocándose en zonas estratégicas como a la entrada o a la salida en la caja, donde será el propio cliente el que lo coja. Asimismo, algunas empresas reparten los folletos justo delante de la puerta del establecimiento incitándole a pasar ya que lo tiene fácilmente al alcance.

No obstante, otros lugares característicos donde se sitúan son en buzones, en los parabrisas de los coches, e incluso en la playa.

Aspectos que tener en cuenta en el diseño de un flyer

Con la evolución de las tecnologías en la sociedad, esta acción también ha sufrido un cambio referente a su modo de difusión. Ahora, además de repartirse personalmente al público, se difunden a través del medio online, como en redes sociales con folletos publicitarios digitales o mediante emails publicitarios. Por lo que, a pesar de los cambios y nuevas formas de actuar de la empresas con el auge de Internet, el flyer sigue siendo muy utilizado en las estrategias de marketing y publicidad.

Existen varios tipos de flyers según el número de páginas que conforma, siendo de una página, de dos (díptico) o de tres (tríptico). El uso de estas variedades dependerá de los objetivos comunicacionales de la empresa. En consecuencia, el tiempo de producción dependerá del número de páginas del folleto, aunque en general se trata de un periodo reducido y sencillo.

Algunas desventajas del empleo de flyers en publicidad es que, para comenzar, debido a su pequeño tamaño el espacio para incluir la información es escaso y debe ser aprovechado al máximo únicamente con los datos principales. Y, otro de los inconvenientes más destacados es el referente al ámbito ecológico. Las múltiples impresiones necesarias para esta acción provocan un malgaste y desperdicio de papel y tinta perjudicial para el medio ambiente.

En definitiva, un flyer es una manera económica de conseguir promoción de marca, sobre todo para empresas principiantes y que tienen recursos escasos como para invertir en una campaña de publicidad en televisión, radio o prensa. Con lo cual, se trata de un impulsor de ventas a corto plazo, siendo altamente considerable a utilizar por pequeñas empresas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí