Naming: novedades en los nombres de las marcas

0
275

Las estrategias de naming también se ven influenciadas por las modas. Las empresas y marcas buscan su nombre entre las últimas tendencias como intento de diferenciarse respecto de su competencia.

La elección de un nombre para una empresa o producto es una estrategia de marketing importante e incluso complicada. Porque supone una buena oportunidad de diferenciarse respecto a la competencia y de ser único. Pero no solo eso, también a través de un nombre se intenta transmitir quiénes somos y qué hacemos.

Así que antes de elegir un nombre es recomendable tener claro lo que se quiere transmitir a través de él. Se puede dar un nombre para una nueva marca o renombrar una marca por cualquier motivo. Elegir un nombre potente, fácil y recordable para una marca es todo un desafío porque cuesta mucho esfuerzo y tiempo.

¿Qué es naming?

El naming es el proceso de creación y desarrollo del nombre de una marca, de un producto o de un nuevo negocio. Como el naming supone un esfuerzo muy grande para las empresas se tiende a utilizar las últimas tendencias para dar con el nombre adecuado.

¿Cuales son los aspectos básicos que se deben de tener en cuenta a la hora de elegir un nombre para una marca?

Todo nombre de una empresa debe cumplir una serie de criterios básicos para que sea acertado. Ante todo debe ser corto para que sea fácil de recordar, también que sea sencilo de pronunciar en varios idiomas para alcanzar mayor público objetivo.

Es conveniente proteger el nombre elegido y para ello lo ideal es contratar a un profesional o consultar en la Oficina de patentes y marcas para ver si ese nombre está disponible en cuestión.

También es muy importante que el nombre esté incluido en el dominio de la web de la empresa debido al crecimiento de los blogs, páginas web y redes sociales.

¿Cuales son las últimas tendencias en naming?

En la actualidad se han identificado varias tendencias de naming. La primera es la suma de dos términos para reflejar la identidad de una marca. Un ejemplo de ello es “Dolce&Gavanna”. Pero en realidad esta tendencia no es nueva, lo que ocurre es que como todas las modas van y vienen. En estos últimos años se ha convertido en la identidad de muchos negocios hipster pero con la particularidad de que ahora se usan dos términos que chocan entre sí.

Otra de las tendencias es que las marcas se llamen con nombres de persona. Esta tendencia está creciendo entre las startups. Este tipo de nombres los perciben los consumidores como marcas cercanas. Además responden a la necesidad de las empresas de buscar nombres cortos y recordables. Un ejemplo de este nombre sería Edgar que es una de las soluciones para gestionar las redes sociales.

Una tendencia que ya lleva varios años es fusionar términos. Se escogen no más de dos términos cortos que transmiten lo que son y se fusionan en una sola palabra. Un ejemplo muy conocido es Facebook que es la suma de dos términos, por un lado face (cara) y por otro Book (libro). Esta tendencia se sigue usando porque llama la atención del consumidor.

Otra de las tendencias antiguas que se sigue utilizando son los nombres visuales. Es decir, el nombre sugiere algo visual que los consumidores van a ver de forma muy rápida y la asocian a algo familiar. Esta tendencia ha vuelto porque este tipo de nombres son muy fáciles de recordar. Un ejemplo de este nombre sería la marca «La vaca que ríe». Cuando el consumidor escucha esta marca rápidamente su mente la asocia a la imagen que la identifica.

Una tendencia que parece bastante ilógica es la de usar nombres negativos y luego reconvertirlos. Las palabras con significado negativo normalmente se desaconsejan usar. Sin embargo, hoy en día se está haciendo y funcionan muy bien. ¿Cual es el secreto?. Jugar con el doble significado de ese nombre, es decir, no solo centrarse en el significado negativo.

Una tendencia muy utilizada es utilizar faltas de ortografía o mal deletreo porque esto despierta mucho la atención en el consumidor. Un ejemplo es el caso de Google que viene de la palabra Googol y se cambia las dos últimas letras.

Otra de las tendencias que nunca pasan de moda es utilizar en el nombre las siglas como es el caso de la cadena de supermercadosDia. En realidad son las siglas de su nombre completo que es Distribuidora Internacional de Alimentación.

Y por último una tendencia que ya estaba en los noventa es incluir el dominio en el nombre de la marca. Un ejemplo lo encontramos en la oferta de supermercados online que aparecen en internet como tudespensa.com que cuando se habla de estas empresas sus nombres aparecen con el.com asociado.

Es importante para crear un nombre potente que independientemente de tener en cuenta las últimas tendencias hay que basarlo en una estrategia que tenga en consideración aspectos clave como el tipo de negocio, el público objetivo, la misión, visión, los valores de la empresa y los productos que se ofrecen.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí