La marca del fabricante aporta cuatro veces más que la marca de la distribución

0
208

El estudio ‘Impacto económico y social de las Marcas de Fabricante’, que se encuentra elaborado por ESADE Bran Institute muestra como la industria de gran consumo ha sufrido una pérdida de valor añadido de 1.803 millones de euros entre 2008 y 2014. Las marcas del fabricante son uno de los puntales de la economía española con una contribución del 7,4% al Producto Interior Bruto, cuatro veces más que la marca de la distribución.

Al observar los datos obtenidos por el estudio se puede apreciar que la reducción de valor en la industria de gran consumo durante el último periodo de año ha supuesto una disminución de un 37,7% en inversión en I+D, lo que conlleva a que España haya dejado de ingresar 967 millones en concepto de impuestos y la pérdida de 53.600 empleos netos.

El trabajo también destaca que las marcas han conseguido estabilizar esta ralentización en el mercado nacional con el crecimiento en el exterior. Esto ha permitido que la aportación de las marcas al PIB se vea incrementada en 1,1 puntos hasta alcanzar el 9% del total (7,4% en el caso de las marcas del fabricante y 1,6% en el caso de las marcas de la distribución. Al eliminar de la ecuación las exportaciones las cifras quedarían en un 4,9% por parte de las marcas del fabricante y en el mismo 1,6% para las marcas de la distribución.

¿Son tan importantes las marcas del fabricante?

Al observar los datos ofrecidos por el estudio de ESADE Brand Institute todo parece indicar que sí: las marcas del fabricante aportan 12% más valor en el año 2014 a los bienes y servicios que las empresas proveedoras de la marca de la distribución. No obstante el trasvase desde la marca de fabricante hacia la marca de la distribución ha provocado recortes en partidas tan importantes como la de Investigación y Desarrollo.

Los datos facilitados también permiten vislumbrar las consecuencias con respecto al nivel de empleo, ya que las marcas del fabricantes suponen más de un millón de empleos con un 5,5% del total del país, tres veces más que el que generan las marcas de la distribución. Esto ha provocado que desde el año 2008 hayan desaparecido 53.600 empleos netos, todo ello pese al repunte del año 2011.

Otro de los apartados que se ven perjudicados por esta situación es el de los impuestos. Los datos han permitido apreciar que la Administración ha dejado de ingresar 967 millones durante los últimos tres años. Sin embargo las marcas del fabricante continúan contribuyendo en más de 9.000 millones de euros en impuestos, lo que supone el 5,7% del total tributado y cinco veces más que la marca de la distribución.

La caída de la inversión en Investigación y Desarrollo ha sido otro de los apartados que se han visto perjudicados por esta situación. En este sentido los datos son muy llamativos ya que se ha reducido en 133 millones de euros, lo que supone una caída del 37,7% del valor inicial. Sólo hay que observar detenidamente el informe para apreciar que las marcas del fabricante disponen del 76% del total de esta partida, frente al 24% de las marcas del distribuidor.

El crecimiento de las ventas por parte de las marcas del distribuidor no ha venido acompañado de un aumento del presupuesto en el apartado de Investigación y Desarrollo.

Las exportaciones mantienen a las marcas del fabricante

Lo que realmente está salvando al sector son las exportaciones de las marcas del fabricante, que suponen un 2,5% del PIB y 1 de cada 9 bienes exportados por España. Al apreciar el estudio por sectores se puede apreciar que el de Alimentación y Bebidas ha superado un valor de 24.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 19% con respecto al año 2011.

Durante los últimos años el crecimiento de las exportaciones de las Marcas del Fabricantes se ha mantenido constante con un aumento de casi 6.000 millones de euros durante el periodo 2010-2014, llegando a alcanzar el 92% de las exportaciones del sector y un 10,9% del total exportado por España.

Promarca

Desde promarca se ha realizado una defensa de las marcas del fabricante al suponer un 7,4% del PIB: representan la inmensa mayoría del empleo, pago de impuestos, inversión en investigación y Desarrollo y de las exportaciones del sector.

También se ha destacado que este sector ha sufrido una destrucción de valor en el mercado nacional de 1.803 millones de euros si se comparan con el año 2008. Esto es debido, de forma principal, a prácticas que impiden a las marcas del fabricante competir plenamente en el mercado. Ignacio Larracoechea, presidente de Promarca, destaca que “es necesario erradicar dichas prácticas anticompetitivas, especialmente aquellas que dificultan el acceso a la innovación, única palanca que permite a las empresas crear valor añadido, desarrollo y crecimiento”.

Noticias Relacionadas

Casi el 87% de españoles cree que la existencia de la marca blanca les beneficia

IRI: España lidera la caída de la marca blanca en Europa

Francia, único país europeo en el que la marca blanca ha frenado su crecimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí