GOOGLE SHOPPING

0
127

¿Qué es Google Shopping?

La compra de productos por Internet crece cada día más y más entre los consumidores. Por lo tanto, las empresas se ven obligadas a basar su estrategia en acciones que impliquen el medio online y que les permitan evolucionar y no quedar obsoletas ante sus competidores.

Para ello, Google ha creado una herramienta ideal para la venta online de las empresas. Google Shopping es un motor de búsqueda que permite comparar precios y analizar las características de multitud de productos con un solo clic.

A través de este buscador es posible encontrar prácticamente cualquier producto que se pueda imaginar. Además, su uso es muy sencillo y parecido al de la plataforma habitual de Google. Tan solo hay que introducir el nombre del producto que se busca y seguidamente aparece un listado de estos ordenados por relevancia o por precios. Igualmente, van acompañados de la imagen del artículo en cuestión, el nombre de la empresa vendedora y su precio. De esta manera se puede comparar fácilmente con un solo vistazo los numerosos resultados de búsqueda obtenidos. Asimismo, cuando se selecciona un producto en concreto, la web te remite directamente a la página oficial del anunciante, mediante la cual se puede realizar la compra.

Por otra parte, en el lado izquierdo de la página aparecen una serie de rasgos que pueden filtrar la búsqueda permitiendo así encontrar los productos con mayor facilidad. Es posible definirlos por marcas, por un rango de precios concreto, por vendedores o por productos nuevos.

Sin embargo, este buscador solo está disponible en determinados países como Estados Unidos, España, Suecia, Turquía, Noruega, Alemania y Brasil.

¿Cómo vender mis productos a través de Google Shopping?

Cualquier empresa, sin importar su tamaño, puede enviar información acerca de los productos con los que comercializa e incluirlos en el motor de búsqueda de Google para que los usuarios lo encuentren. Pero, para ello, es importante llevar a cabo una serie de acciones previas, siguiendo unos pasos que cumplan con las políticas de anuncios y la proporción de datos solicitados por el navegador.

En primer lugar, la empresa debe pertenecer a los países del Espacio Económico Europeo (EEE) y de Suiza para poder participar en esta actividad, así como utilizar datos en el idioma y con la moneda adecuada del país en el que se va a introducir la promoción. Después, se tendrá que dar de alta en Google Merchant Center para que el navegador cuente con la información de la organización y de los productos con los que comercializa para basar su estrategia en ellos. A continuación, se deberá crear una cuenta en Google Adwords, donde se estructurará la campaña publicitaria y a través de la cual se obtendrán resultados de la cantidad de conversiones de la marca en la página web. Estos permitirán medir la tasa de rentabilidad que produce la utilización de Google Shopping para la empresa.

Por lo tanto, cuanto más detallada sea la información que se le proporcione a Google sobre los productos, mayor correspondencia encontrarán los motores de búsqueda para que el público lo encuentre con más probabilidad. Algunas de las características que se pueden concretar para definirse como empresas son los precios, las dimensiones del producto, el nombre de la marca o la disponibilidad en stock de esta. Por añadidura, es conveniente mostrar contenido diferente al de la competencia para que el navegador no confunda las marcas y de menos importancia a alguna de ellas.

Por supuesto, la empresa pagará a Google por promocionar sus productos en sus distintas páginas.

La publicidad en Google

El navegador de Google Shopping cuenta con un espacio destinado a la publicidad ampliando así las ventajas de su uso.

Gracias a que Google conoce a todos sus usuarios a la perfección, ya sean sus gustos, aficiones, trabajo y estilo de vida, emplea un tipo de publicidad personalizada para cada uno de ellos. Para ello, la empresa debe indicarle cuál es su meta para que le ayude mostrar sus productos en el momento y a las personas adecuadas según sus características. De esta forma, se aumentará el número de visitas a la web del anunciante y se mejoraran sus ventas.

Esta publicidad se puede mostrar a los usuarios en cualquier página de Google, así como en YouTube y Gmail.

Gran rentabilidad de uso

En definitiva, aunque Google Shopping aun esté en fase de desarrollo, poco a poco va evolucionando y creciendo, siendo más las empresas que se suman a esta iniciativa de venta y promoción por Internet.

Además, es una acción estratégica popular entre las empresas porque añade valor a la experiencia de búsqueda del usuario en la web. Por consiguiente, se trata de un método rentable y que generalmente proporciona beneficios puesto que, las personas que buscan en Google Shopping un producto concreto es porque ya tienen una intención previa de compra, aumentando así las posibilidades de su adquisición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí