Lluvia de ideas – Brainstorming

    0

     

    Se denomina brainstorming, o tormenta de ideas en castellano, al proceso a partir del cual surgen nuevas ideas acerca de una temática o asunto concreto. Este proceso o técnica suele realizarse en grupo, y su finalidad consiste en crear ideas originales e innovadoras en un entorno marcado por la colaboración y la tranquilidad. En otras palabras, una brainstorming es una técnica a partir de la cual un grupo de personas busca una solución a un problema concreto, y lo hace a partir de la unión de todas las ideas particulares y espontáneas.

    A pesar de que en la actualidad esta técnica esté en entredicho debido a diversos estudios publicados que afirman justo lo contrario –se es más creativo en soledad que en grupo-, lo cierto es que en el ámbito del marketing y la publicidad la brainstorming es uno de los procesos más utilizados y valiosos, ya que permite generar ideas nuevas a partir de la puesta en común de otras. Así, no son pocas las empresas que se apoyan en los resultados de la brainstorming a la hora de tomar decisiones estratégicas que afectan a la marca, campaña o producto. Ello ha provocado que se creen y lancen programas y aplicaciones que facilitan las tareas propias de la lluvia de ideas a las empresas.

    Tanta es la relación que existe entre la brainstorming y el sector del marketing, que esta técnica nació en 1919 gracias al ingenio del publicista neoyorquino Alex Faickney Osborn, quien se percató de que las personas en grupo generan más y mejores ideas siempre y cuando cumplan con un conjunto de reglas determinadas, entre las que se encuentra la primordial: evitar las discusiones y mantener un ambiente de trabajo relajado.

    Evitar los comentarios críticos en el momento de enunciación de las ideas, anotar todas las ideas que vayan surgiendo, que han de nacer sin limitación y de la plena libertad de la persona, o combinar ideas para hallar una mejor son algunas de las normas de obligado cumplimiento para todo aquel que participe en una brainstorming.