Geomarketing

    0

    Como su propio nombre indica, el término geomarketing procede de la combinación de geografía y marketing o mercadotecnia, dos ideas que se aúnan para dar lugar a un concepto nuevo. Teniendo en cuenta este aspecto, el geomarketing se define como una herramienta muy útil dentro del ámbito de la mercadotecnia, ya que analiza la situación y el contexto de las empresas a través de la localización exacta de consumidores, competencia y demás agentes influyentes.

    En la actualidad, el geomarketing se ha convertido en una de las herramientas más utilizadas por los profesionales del sector, dada la utilización masiva de dispositivos móviles y demás tecnologías que facilitan la geolocalización de consumidores y usuarios. Por ello precisamente, el geomarketing no es sólo una herramienta, sino que también constituye una disciplina con un valor potencial incalculable, ya que cada vez aporta datos informativos más concretos y exactos, datos muy relevantes a la hora de tomar decisiones que afectan al futuro del producto, servicio, marca o empresa.

    En esencia, el geomarketing analiza la situación de un negocio concreto a través de la localización cada vez más exacta de puntos de venta, competencia, sucursales o clientes, entre otros aspectos. Esas localizaciones se plasman sobre un mapa, ya sea digital o impreso, mediante colores y símbolos; en el fondo se trata de esquematizar en un soporte material o virtual lo que acontece en el mercado con el fin de mejorar las estrategias de venta, comunicación y comercialización.

    Estos mapas esquemáticos brindan a los profesionales del marketing la posibilidad de analizar los datos por regiones geográficas, sean cuales sean, o incluso por ubicaciones específicas, como por ejemplo tiendas concretas, y es aquí precisamente donde los dispositivos móviles juegan un papel muy relevante, ya que contribuyen en gran medida al desarrollo y mejora del geomarketing como disciplina. Cuestiones como por ejemplo cuál es la ubicación más adecuada para un negocio concreto, o hacia qué núcleos urbanos se debería de dirigir una determinada campaña de comunicación y publicidad son algunas a las que el geomarketing es capaz de responder.

    Una buena utilización del geomarketing tiene como consecuencia una optimización considerable de la inversión en marketing y publicidad, así como el desarrollo y la mejora de habilidades relacionadas con la segmentación del mercado.