Finaliza la cuarta edición de Murcia Gastronómica

0
113

La cuarta edición de Murcia Gastronómica ha finalizado con un auténtico éxito de participación: miles de personas se desplazaron hasta el Auditorio Víctor Villegas durante las cuatros jornadas de congreso para disfrutar de la presencia de 24 estrellas Michelin, entre las que destacaron Martín Berasategui y Francis Paniego.

También estuvieron presentes otros cocineros de reconocido prestigio que han participado en ediciones anteriores, como Pablo González (Cabaña Buenavista, 1 estrella), Fran Martínez (Restaurante Maralba, 1 estrella), Alberto Ferruz (Bombamb, 1 estrella); José Álvarez (La Costa, 1 estrella), María José San Román (Restaurante Monastrell, 1 estrella) y Fernando del Cerro (Casa José, 1 estrella). Valores seguros a los que se suman nuevas incorporaciones que aportan la dosis perfecta de frescura al programa de Murcia Gastronómica, que incluye una amplia representación de cocineros de la Región, con 24 profesionales murcianos, de los que 10 se estrenan.

María José San Román y el arroz

La conocida Chef del restaurante Monastrell, con una estrella Michelin, decidió adentrarse en el mundo del arroz en la segunda jornada de Murcia Gastronómica. Con la innovación y la defensa a ultranza de este producto tan conocido en la gastronomía española, se puso manos a la obra para sorprender a todos los asistentes a su ponencia.

Realizó cuatro platos diferentes defendiendo el uso de la verdura típica de la dieta mediterránea, además de los productos que cada uno tenga en su zona. San Román realizó un arroz de campo en el que se saboreaban los aromas de leña y sarmientos, un arroz semi integral de Calasparra con calabaza, foie y morcilla, un arroz negro con bogavante y un arroz a banda con acelgas.

Durante toda su ponencia, la chef de Alicante no dudó en aconsejar a todos los asistentes para que pudieran cocinar de forma perfecta el arroz, que ella termina en el horno. Además no dudó en destacar uno de los ingredientes estrella de España, el Azafrán, que puede ser utilizado como único condimento para que un arroz “esté espectacular”.

Homenaje a Juli Soler

La experiencia gastronómica no es sólo saborear un plato, sino que comienza nada más llegar al restaurante o incluso en el momento de la reserva. Esto lo sabía a la perfección Juli soler, uno de los artífices de El Bulli, que revolucionó el servicio de sala. A este gran jefe de sala, recientemente fallecido, se le rindió homenaje en la tercera jornada de Murcia Gastronómica con una mesa redonda moderada por el periodista gastronómico Xavier Agulló y que ha contado con la participación de dos de los mejores en su área, Didier Fertilati, mâitre de Quique Dacosta (tres estrellas Michelin) y Dimitris Leivadas, ‘former restaurant manager’ de The Fat Duck (tres estrellas Michelin) y fundador de Delta Lambda Hospitality.

Argulló recordó que “Juli Soler logró transformar la elegancia de la tradición afrancesada en la sala en rock and roll”, además destacó que fue uno de los primeros en introducir que “todo el equipo comía junto y que las propinas fueran para todos”. El periodista gastronómico también agradeció que en un congreso sobre alta cocina se tratara el tema del servicio de sala ya que, en su opinión, es parte fundamental de la experiencia culinaria.

Durante la celebración de esta mesa redonda,  tanto Fertilati como Leivadas han ofrecido algunos consejos para que el servicio de sala sea perfecto en un restaurante. El mâitre de Quique Dacosta realiza una apuesta por comenzar esta experiencia desde el momento de la reserva, en donde se debe actuar con “amabilidad y educación” y en el que se puede conseguir la máxima información de los clientes para así poder recibirlos de una manera muy personalizada.

Todos han coincidido en la importancia de la educación y de la formación de todos los camareros y trabajadores de la sala para que todo el equipo trabaje en armonía y han aconsejo a los propietarios que traten a su equipo como parte de una gran familia.

Punto y final a Murcia Gastronómica con Verna

Después de la exitosa conferencia de Martín Berasategui, que consiguió una gran afluencia de público, el encargado de cerrar la cuarta edición de Murcia Gastronómica fue José Miguel García, chef del nuevo proyecto de El Estudio de Ana, Verna, que ha reflejó en sus platos esa intención de introducir las nuevas técnicas de la alta cocina a los platos más conocidos de la tradición murciana, para que el comensal, cuando pruebe los platos «recuerde a lo que hacían nuestras abuelas».

El cocinero de este establecimiento, que ha tenido una presencia muy especial en este congreso gastronómico al contar con un espacio exclusivo en el que poder degustar cuatro deliciosos ‘snacks’, ha preparado dos platos y un postre: tortellini de pollo campero con caldo al jerez y aire de parmesano, pichón marinado con café y chile y un postre de cítricos en el que ha combinado diversas frutas que armonizaban en un plato colorido y muy vistoso.

Noticias Relacionadas

Abre sus puertas la III edición del congreso Murcia Gastronómica

Murcia Gastronómica se consolida como cita obligada para profesionales del sector

Murcia Gastronómica 2013 calienta sus fogones con estrellas Michelin

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí