MÁQUINAS VENDING

0
8

El sector alimentario el más beneficiado

Lo que en sus orígenes comenzó siendo un sistema de venta automática para vender tabaco y café durante el siglo XIX, fue extendiéndose y evolucionando hasta comercializar con casi cualquier tipo de producto en la actualidad. Es lo que en el ámbito del marketing conocemos como vending.

Las máquinas vending se sirven de la tecnología para proporcionar toda clase de productos que podamos imaginar. Las más habituales y que solemos encontrar frecuentemente en zonas concurridas como estaciones de autobús y tren, bibliotecas y gimnasios, son las que ofrecen snacks, refrescos y agua, así como bebidas calientes como el café, siendo el sector alimentario el que más beneficio obtiene de este tipo de comercio. Gracias a las tecnologías estas máquinas funcionan mediante un sistema de refrigeración para conservar en buen estado los productos que se ofrecen al consumidor.

Adaptarse a los cambios

Al igual que la sociedad evoluciona, todas las empresas deben hacerlo con ella para no quedarse estancadas y obsoletas, ofreciendo al consumidor lo que necesita en todo momento. Algo que también incluye a este tipo de sistema de ventas.

Por una parte, el cambio de las tendencias socioculturales en la actualidad ha provocado un incremento de personas veganas y vegetarianas, un aumento de seguidores del movimiento “realfooder”, es decir, de alimentación saludable, así como la gran presencia de celíacos en el mundo. Por lo que, en consecuencia, estas máquinas también han tenido que readaptarse incluyendo alimentos aptos para este público como son frutas, ensaladas, alimentos sin gluten o frutos secos. De esta forma se mantendrá a más consumidores satisfechos disponiendo de una gran variedad de productos, sin dejar de vender los de siempre.

Por otro lado, también existe una evolución en los métodos de pago de este tipo de comercio, que se han podido llevar a cabo con el progreso de las tecnologías. En un principio se comenzó empleando únicamente monedas para realizar las compras y, en la actualidad es posible el pago también con billetes y con tarjeta de crédito. Ofreciendo de esta forma mayores posibilidades y comodidad al cliente.

Otro tipo de artículos

No obstante, a pesar de que los más beneficiados sean los productos del sector alimentario, también se pueden encontrar otros artículos dependiendo del punto de venta de las máquinas vending. Por ejemplo, es posible que una máquina expendedora situada en una piscina climatizada posea gafas y gorros de natación, champús y geles, así como bañadores de distintas tallas y modelos para diferentes personas. Una que se encuentre en una papelería dispondría de bolígrafos, subrayadores, folios y cinta correctora. Y otra que esté en la universidad vendería tiritas, pañuelos, compresas y tampones para los jóvenes estudiantes. Se trata de poner a disposición del consumidor exactamente aquellos productos que necesitan en ese instante.

Todo depende del lugar en el que se sitúe, y por supuesto, se obtendrá más rentabilidad si se localiza en zonas concurridas de paso.

Es habitual encontrar en lugares cotidianos normalmente los mismos productos, pero también existen otros tipos de vending muy curiosos y sorprendentes. Es el caso de la posibilidad de adquirir unas bailarinas planas en una discoteca para que las jóvenes se puedan quitar los incómodos tacones y seguir disfrutando de la fiesta. Asimismo, también es posible la compra de platos precocinados como pizzas y hamburguesas calientes en máquinas expendedoras de la calle. O incluso de cepillos y pasta de dientes en los aseos de algunos restaurantes lujosos.

Una forma de inversión para las empresas

El comercio de las máquinas vending es un mercado en auge en la actualidad por lo que sería una opción de peso a considerar por las empresas.

Durante un tiempo se daba la creencia de que los productos que ofrecía el vending no eran de calidad. En consecuencia, las empresas deben tener en cuenta incluir marcas conocidas en este tipo de máquinas para proporcionar una sensación de confianza y fiabilidad para dar seguridad a los consumidores.

Una de las razones a considerar en la inversión es que las máquinas expendedoras se encuentran a disposición de los diferentes públicos sin emplear la presencia de un vendedor, lo cual se convierte en un ahorro para la empresa. También se pueden utilizar como un complemento extra para las ventas de la empresa, siempre teniendo en cuenta el proceso de instalación y mantenimiento de las máquinas, puesto que es necesario que se encuentren en buen estado para conservar satisfechos a los clientes.

En definitiva, el empleo de máquinas vending significa para la empresa una forma de ahorro importante debido a que no necesitan contratar empleados en el lugar de venta, más allá de los encargados de su instalación. Son los propios consumidores los que se encargan de realizar la acción que, cada vez, gracias a la tecnología, es más rápida, fácil y segura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí