Las lechugas de la discordia

0
8
tesco technologies

Hace unos días los medios británicos, concretamente ‘The Sun’, lanzaban una noticia sorprendente y acusaban a Murcia de tener a los supermercados de Reino Unido desprovistos de algunas verduras. Para reforzar esta acusación presentaban fotos de los lineales de un supermercado británico vacío junto a uno de España repleto de lechugas.

La realidad es que los supermercados no disponían de este tipo de productos en sus lineales durante las últimas semanas, sin embargo el medio de comunicación no ha investigados el motivo de esta carencia, simplemente ha informado que los supermercados españoles almacenan frutas y verduras mientras los consumidores británicos las tienen racionadas.

No contentos con el revuelo que montaron con esta primera noticia, el conocido rotativo inglés volvió a acaparar las portadas de España con una información todavía más tremendista. Acusaba a los supermercados de España de acumular en secreto reservas masivas de verdura a pesar de que los compradores británicos se enfrentan a un racionamiento de este producto.

Los productores murcianos han pasado de ser simpáticos y recibir con los brazos abiertos a las grandes compañías británicas para convertirse en usureros despiadados sacados de una novela de Dickens. Lo que parece no interesar a los periodistas de este medio es facilitar a sus lectores los motivos por los que esta situación ha llegado a este punto y preguntarse la parte de responsabilidad que tienen las superficies de la gran distribución de Gran Bretaña.

¿Qué ha pasado con las lechugas?

Para encontrar una respuesta adecuada hay que viajar hasta Murcia, que es la región que cosecha el 40% del total de lechugas en España, de las que más del 80% son las ahora famosas lechugas iceberg. Durante las últimas semanas esta comunidad autónoma ha sufrido las inclemencias del tiempo, incluso llegó a nevar en la capital después de varias décadas.

Esto ha provocado, según la Asociación de productores y exportadores de frutas y hortalizas de la Región de Murcia (Proexport), unas pérdidas que alcanzan el 30% de la producción total de este producto. A pesar de la meteorología adversa, incluso con lluvias que han destrozado muchas zonas de cultivo, las empresas han conseguido mantener una gran parte de la cosecha a salvo. No obstante los precios de las hortalizas, debido a las pérdidas, están al alza, la ley de la oferta y la demanda.

Incluso se ha especulado con la noticia de que los productores guardaban estas lechugas para aumentar el precio de venta, algo un tanto rocambolesco al ser productos perecederos que no se pueden guardar. Desde esta organización también avisan que durante las próximas semanas otras verduras pueden ver sus precios aumentados debido a las pérdidas causadas por el temporal.

Nerviosismo en Gran Bretaña

Otra interpretación que se puede realizar de esta noticia tan peculiar es la que se encuentra relacionada con el Brexit. Estas empresas de la Gran Distribución aprovechaban la potencia de la Libra para comprar los productos en otros países y de esta manera aumentar su margen de beneficio. Una práctica que se ha visto perjudicada por la caída del valor de esta moneda tras la confirmación del Brexit.

En esta situación aparece un agente externo con un ‘modus operandi’ muy diferente al de los gigantes de la distribución británica. Aldi instauró su modelo de negocio en las islas, una práctica en la que establece convenios con productores locales para ofrecer sus artículos en sus supermercados. Esto permite a la compañía alemana absorber de manera mucho más efectiva los problemas derivados del Brexit que a sus competidores.

Los cuatro gigantes de la distribución británica han visto como Aldi se sitúa como su principal competidor con una cuota de mercado del 6,2% y un aumento de las ventas del 12,4% durante los últimos meses. Especialmente llamativo ha sido el mes de enero, que ha resultado espectacular en ritmo de ventas para la compañía alemana ¿Cambio de paradigma en el sector de la distribución del Reino Unido? Lo que parece claro es que los murcianos no tienen la culpa de estos datos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí