El sector de la comida rápida sufre un leve descenso por primera vez en 20 años

0
5

Las ventas realizadas por los establecimientos de comida rápida y a domicilio han registrado un leve descenso durante el año 2013. La consecuencia principal de este receso es el deterioro del consumo privado, después de dos décadas de crecimiento sostenidos, según os datos facilitados por el informa de la consultora DBK. De esta forma la facturación del conjunto de establecimientos se redujo 0,4%, has situarse en 2.705 millones de euros.

No obstante, según el informe, las previsiones para el bienio 2014-2015 apunta a una evolución positiva de las ventas de los diferentes establecimientos de comida rápida y a domicilio; todo esto en un contexto que lleva una recuperación constante del consumo privado y del crecimiento de la oferta. Por esta serie de motivos en 2014 hay unas previsiones de crecimiento de la facturación en torno al 2%.

Año 2013

Durante el año 2013, casi el 90% del mercado correspondió al servicio en mostrador, que tuvo un crecimiento del 0,4% y alcanzo unas ventas de 2.425 millones de euros. Por otro parte, la facturación dentro del servicio ‘delivery’ (pedios a domicilio) disminuyó un 6,7% situándose en torno a los 280 millones de euros.

En el sector de la hamburguesería, el número de locales creció en 45 unidades durante el año 2013, lo que permitió que este tipo de negocios alcance los 1.110 establecimientos. El volumen de negocio de las hamburgueserías alcanzó los 1.445 millones de euros, lo que supone un 1% más que el año anterior, pero por debajo del crecimiento de los años anteriores en los que marcaron un avance del 3% y del 7% respectivamente.

Las bocaterías tuvieron una facturación que se mantuvo estancada durante el año 2013 en los 515 millones de euros. En este sector se pudo apreciar como algunas de las principales cadenas ampliaban su red, mientras que otras de tamaño medio cerraban sus establecimientos.

Dentro del sector de las pizzerías se mantuvo la tendencia descendente de años anteriores, se produjo el cese de unos 40 establecimientos hasta alcanzar los 1.090. La facturación de este sector sufrió un descenso del 7,1% hasta situarse en los 460 millones de euros.

En el grupo de otros establecimientos en el año 2013 está formado por 740 locales, lo que supone un aumento de 50 locales con respecto al año anterior, un crecimiento que fue posible gracias a la aparición de nuevas enseñas y a la expansión de otras ya implantadas. Sus ventas se cifraron en 285 millones de euros, tras aumentar un 3,6%.

Aumento de las grandes cadenas

Durante los últimos años, según el estudio de DBK, las principales cadenas han aumentado su participación dentro de este mercado por sus políticas de expansión, de esta forma, las cinco principales cadenas reunieron de forma conjunta el 72% de las ventas totales, mientras que las diez primeras reunieron una cuota del 82%.

Noticias Relacionadas

Las cadenas de comida rápida pueden perder la condición de restaurantes en Francia

Las hamburgueserías lideran el mercado de la comida rápida

La comida mediterránea marca tendencia en el mundo gracias a Estados Unidos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí