Modelo Canvas

0
9

Cuando una persona decide tomar la iniciativa y poner en práctica una idea de negocio se encuentra con las dificultades de trasladar el proyecto de su cabeza a una realidad tangible, además de que tiene que convertirla en rentable a corto o medio plazo. Son ya varios años en los que las escuelas de negocios enseñan diversas estrategias para asegurar que una iniciativa se pueda poner en práctica con éxito.

En el año 2008, cuando nadie se esperaba que un experto pudiera crear una metodología casi perfecta para superar los inconvenientes de pasar una idea de negocio a la práctica y que fuera rentable, Alexander Osterwalder crea el modelo Canvas. Este modelo se está consolidando como una alternativa real para aportar valor a las ideas de negocio. El modelo Canvas se oferta como una herramienta lo suficientemente sencilla como para ser aplicada en cualquier escenario, independientemente de su estrategia de negocio y público objetivo.

Sencillez para llegar al éxito

Una de las características principales de la idea que presentó Alexander Osterwalder es la simplificación de la metodología, en un principio su propuesta fue publicada en su tesis doctoral sobre la ontología de los modelos de negocio. Cuando apareció de forma oficial y libre para todo el mundo, se pudo apreciar como el modelo Canvas era muy fácil de implementar debido a los 9 pasos de su propuesta.

En primer lugar hay que segmentar a los clientes para así conocer el nicho de mercado y las oportunidades del negocio que se dispone a realizar. Hay que ser muy conscientes y definir la propuesta de valor, es decir, hay que saber por qué el negocio es innovador y que lo diferencia del resto de la competencia para acercarlo a los clientes potenciales.

Hay que delimitar los canales de comunicación, distribución y de estrategia publicitaria que hay que seguir para así fortalecer la marca y la idea de negocio. Además hay que establecer una relación estrecha con los clientes. De forma posterior hay que determinar las fuentes económicas de la idea de negocio, uno de los aspectos fundamentales si se quiere tener éxito.

Otro de los elementos clave es el de identificar los activos y recursos clave que necesitaremos como piezas imprescindibles en el engranaje de la idea empresarial. Conocer las actividades clave que darán valor a la marca y saber las estrategias necesarias para potenciarlas es un elemento indispensable a la hora de plasmar la iniciativa planteada.

Por último hay que tener en cuenta los socios clave con los que establecer contacto y alianzas para el negocio, es decir hay que definir las estrategias de networking con socios o proveedores potenciales. Además, marcas las estructuras de costes para llegar a saber el precio que tendrá que pagar el cliente por adquirir el bien o servicio que se ofrecerá la idea de negocio es clave para llegar al éxito.

Noticias Relacionadas

Pop Up Stores para atraer a los consumidores

Personalización como método de éxito

El e-commerce es muy importante para aumentar las ventas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí