El pan, elemento vital en la gastronomía

0
8

 

En el sector gastronómico y hostelero el pan es un elemento imprescindible; Desayunos, almuerzos, comidas, meriendas, cenas e incluso con el cóctel: El pan y productos similares realza el sabor natural de los mejores platos o alimentos, como el queso, el foie o incluso el jamón serrano.

Ya sea en forma de tostadas, en rebanadas o en canapés, el pan es un alimento básico en una dieta sana y equilibrada, por lo que encontrar a un buen proveedor de este producto es una tarea ineludible para cualquier restaurante o superficie hostelera.

Hábitos de consumo

En la actualidad los nutricionistas insisten en la necesidad de comer pan, un alimento que allá por los años 90 adquirió una mala fama injustificada y, en consecuencia, se eliminó de las dietas para adelgazar.

Javier Aranceta, actual presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y profesor de Nutrición Comunitaria en la Universidad de Navarra, ha señalado que el 75% de la población española ingiere menos hidratos de carbono de los que debería, es decir, que come menos pan y cereales de los que los profesionales de la salud recomiendan.

Hoy, y según las últimas estadísticas, cada español consume 162 gramos de cereales al día. Esta cifra contrasta con la que ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS), institución que recomienda un consumo de 250 gramos de cereales por persona al día. Los españoles tienen, por tanto, una tarea pendiente en lo que se refiere a una alimentación variada y saludable.

El pan, fuente de hidratos de carbono

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria recomienda un consumo al día de 120 gramos de pan por persona. Esta cifra es algo elevada si se compara con la cifra que refleja el consumo real de pan por parte de los españoles, que se sitúa en los 101 gramos de media al día.

La tradición española de consumir cantidades adecuadas de pan y cereales en el día a día, tal y como señala la dieta mediterránea, ha ido olvidándose. Quizá sea la ingerencia de costumbres extranjeras en España, o el siglo XXI con su estrés y su consecuente falta de conciliación entre vida laboral y familiar, o ambas, pero el caso es que en la actualidad los españoles consumen más grasas y proteínas, sobre todo de procedencia animal.

Como señala Javier Aranceta, estos hechos hacen que la ingesta de hidratos de carbono por parte de los españoles esté desequilibrada en un 10% en comparación con el consumo recomendado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí